El experto en derecho internacional Mariano De Alba afirmó que luego de que Juan Guaidó invocó ante la comunidad internacional el principio de la Responsabilidad de Proteger (R2P), “lo que sigue no depende tanto de Guaidó como de la comunidad internacional”.

El abogado señaló que “va a ser muy difícil aumentar la presión internacional dentro del marco del sistema de la Organización de Naciones Unidas”, por una sencilla razón: la mayoría de los países que allí se encuentran reconocen al régimen de Nicolás Maduro. En el mundo solo hay 70 democracias, incluyendo las democracias imperfectas, y 123 países con regímenes híbridos o abiertamente autoritarios.

“Maduro está muy asesorado por Cuba, que maneja muy bien el sistema de la ONU, y sabe que ante muchos de los países que conforman la Asamblea General, la denuncia de sanciones unilaterales por parte de Estados Unidos pesa mucho y genera solidaridades automáticas”, indicó Mariano De Alba.

“Se van a conseguir obstáculos, existe la posibilidad de que se consigan algunos avances, pero es no va a depender tanto de Guaidó sino de los esfuerzos que apoyen los países democráticos”, afirmó el experto.

Mariano De Alba: es posible que en la CPI se pase de la fase preliminar

Mejores probabilidades, aunque limitadas, existen en el marco de la Corte Penal Internacional, donde “es posible que se pase del examen preliminar y se inicien procesos contra algunos altos funcionarios o contra el propio Maduro”, indicó De Alba.

Sin embargo, la posibilidad de que esos procesos se concreten depende del cambio político, porque “la Corte Penal Internacional no tiene una policía, y luego de lo de Alex Saab, los funcionarios del régimen van a ser incluso mucho más cuidadosos en los viajes que hacen”.

Para Mariano De Alba, la situación del régimen es muy complicada, pero permanece firme en el poder porque la oposición también ha cometido errores que han fortalecido al régimen.

Loading...