¿Quién dijo que todo está perdido?

De un modo incomprensible, lamentable y preocupante, dejamos crecer en nosotros la desesperanza. Sucedió así porque fuimos empujados, por torpes dirigentes políticos, a sacrificar tiempo, vidas y esfuerzos en c...