Andy García y Gloria Estefan lamentan el éxodo de migrantes cubanos

“La frontera está cerrada; no se arriesguen” es el duro mensaje que mandó Brian Nichols, subsecretario estadounidense para América Latina, a la mayor caravana de migrantes de los últimos años que transita por el sur de México con destino a Estados Unidos.

En una entrevista con Efe, el funcionario explicó que durante la IX Cumbre de las Américas, que se celebra esta semana en Los Ángeles, su Gobierno busca acuerdos para frenar los flujos migratorios en el continente y está en contacto con varios países para que acojan a refugiados.

Para la caravana que acaba de partir con 15.000 migrantes desde el sur de México con destino a Estados Unidos, la más grande de los últimos años, el mensaje del subsecretario es contundente: “La frontera de Estados Unidos no está abierta. La entrada a Estados Unidos depende de un motivo legal para entrar y lo que yo digo a esta gente es que no arriesguen sus vidas en una jornada larga que no va a resultar en la entrada a Estados Unidos”.

En su visita a México, Andy García y Gloria Estefan lamentaron este martes la situación migratoria que miles de cubanos atraviesan en la actualidad por las condiciones limitadas que enfrentan en su país, así como el deseo de muchos de llegar a Estados Unidos en la búsqueda de una vida mejor.

“Para mí, como cubano, es una tristeza ver a ese pueblo sufrir. Yo rezo porque algún día se acabe ese régimen”, contestó García a Efe en su paso por la alfombra morada de la presentación de El padre de la novia de la firma HBO Max y acusó al régimen castrista de la gran tragedia que daña a su país de nacimiento.

“No pueden darle libertad a su pueblo, no les pueden dar de comer y por eso la gente desde hace 60 años está escapándose del país”, añadió el actor de 66 años.

En la actualidad, Cuba vive un gran éxodo migratorio hacia Estados Unidos que ha sido vinculado en primera instancia -según muchos analistas- con la grave crisis económica que atraviesa el país. Más de 32.000 cubanos fueron puestos bajo custodia al ingresar por las fronteras de ese país en marzo, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos.

Estefan, por su parte, aseguró que estos flujos migratorios suelen ser aprovechados por campañas políticas para generar miedo y desconfianza en quienes viven en la EE .UU y que la industria fílmica y artística –a la que se dedica– es una gran herramienta para evitar estos malos entendidos.

“Los inmigrantes aportan mucho a Estados Unidos y ese país fue creado por inmigrantes de muchos países. No importa quién seas, tú no eres de ahí si no eres un indio nativo americano. A mí me frustra, pero al mismo tiempo es importante hacer cosas como esta película para mostrar lo que estamos aportando positivamente al país. Esa es mi labor y la de todas las personas que trabajan en las artes”, señaló Estefan a Efe.

En el filme, dirigido por Gary Gaz Alazraki, García y Estefan dan vida a un longevo matrimonio de cubanos que reciben con sorpresa que su hija, interpretada por Adria Arjona, se va a casar con un desconocido originario de México, interpretado por Diego Boneta. El proyecto retrata las diferencias entre latinos de distintos países. “Es importante mostrar al mundo que no porque hablemos español somos iguales, creo que es algo muy especial y representa más a todos los latinos a nivel internacional”, mencionó.

Al sur del país, 15.000 migrantes avanzaban para presionar por visas humanitarias que les permitan, precisamente, llegar a EE UU. La caravana se detuvo en el municipio de Huixtla en busca de un acuerdo con el Instituto Nacional de Migración (INM) para conseguir documentos para este grupo de extranjeros que marchó más de 42 kilómetros desde Tapachula en las últimas 48 horas.

Jonathan, migrante venezolano, contó a EFE que todos quieren irse del fronterizo estado de Chiapas y lo único que buscan es “conseguir los documentos para transitar libremente. El director del Centro de Dignificación Humana (CDH), Luis Rey García Villagrán, aseguró que recibió una llamada del comisionado del INM, Francisco Garduño, en la que este se comprometió a atender en sus trámites migratorios a todos los que están aquí.

Compartió que si a los migrantes los atienden conforme a la ley y les otorgan visados de residentes o visados por razones humanitarias con valor de un año en territorio mexicano, ellos aceptarían los documentos.

“Porque van a trabajar (el INM), según sus propias palabras, las 24 horas del día para ir probando los primeros mil y así sucesivamente hasta que tengan el documento que les permita transitar por territorio mexicano”, añadió García Villagrán.

La caravana de miles de migrantes retomó su curso esta madrugada desde la comunidad de Álvaro Obregón, ubicado a unos 15 kilómetros de Tapachula, donde descansaron y pasaron la noche. Después, continuaron el camino en dos contingentes: el primero partió a las 3:00 hora local con unas 2.000 personas, mientras que el segundo llevaba consigo el grueso de las personas que camina a paso lento debido a que entre ellas van niños, mujeres embarazadas y familias al completo.

Los miembros de la caravana, de alrededor de 20 nacionalidades –la mayoría venezolanos–, lograron avanzar 30 kilómetros de Álvaro Obregón a Huixtla, lugar que difícilmente puede acoger a tal cantidad de personas que integran este éxodo masivo.

Este martes descansaron en el municipio de Huixtla, cansados por las condiciones adversas del clima, según indicaron. Anteriormente, habían salido en grupo unos 500 extranjeros, pero esta caravana ha avanzado con miles de personas que se congregaron los últimos días.

Los miembros de la caravana, de alrededor de 20 nacionalidades –la mayoría venezolanos–, lograron avanzar 30 kilómetros de Álvaro Obregón a Huixtla, lugar que difícilmente puede acoger a tal cantidad de personas

La caravana refleja el flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) detectó a más de 1,7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre pasado.

El Gobierno mexicano reportó este fin de semana un incremento de 89 % interanual en el número de migrantes presentados o canalizados por la autoridad migratoria en el primer trimestre de 2022, al sumar 77.626 de enero a marzo.

México deportó a más de 114.000 extranjeros en 2021, de acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria, cifras no vistas en casi 15 años, mientras que en el año fiscal 2022, que arrancó el 1 de octubre de 2021, la CBP ha contabilizado más de un millón de migrantes interceptados en la frontera sur estadounidense.

Loading...