Ciudadano
Juan Gerardo Guiado Márquez
Presidente (E) de la República Bolivariana de Venezuela

Sirva la presente como un llamado público en nombre de quienes en resistencia nos encontramos fuera del territorio venezolano organizados como Operación Venezuela”.

Ciudadano presidente interino, vemos con preocupación como han quedado a Merced del régimen usurpador e inconstitucional de Nicolás Maduro, civiles y militares víctimas de la falta de tutela y de un pronunciamiento serio por parte de su gobierno legítimamente reconocido a nivel internacional sobre los derechos constitucionales y humanos que como ciudadanos venezolanos, merecen. No permita que el caso que es dirigido y orquestado a través de una Fiscalía al servicio de un Narcorégimen ilegítimo , le exija al gobierno de Colombia señalarlos como terroristas sin un debido proceso dónde Colombia sea garante de una investigación justa y responsable y no por orden o directriz de un usurpador.

Si bien es cierto que La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 26, consagra la garantía jurisdiccional, también llamada el derecho a la tutela judicial efectiva,  definida y atribuida a toda
persona como lo es acceder a los órganos de administración de justicia, la garantía jurisdiccional y su derecho de acceso debe ser mediante un proceso dirigido por un órgano que sea legítimamente confiable.

En Venezuela ante el secuestro del sistema judicial, no hay garantías jurídicas para estos ciudadanos ni el derecho a una tutela judicial efectiva. Muchos menos cuando se enfrentan a los tentáculos delincuenciales de un sistema judicial contaminado.

Sr presidente nuestra percepción de la realidad no siempre se basa en lo que vemos, es tan bien en escuchar y en asumir lo que por derecho exigimos y el cual ud., Debe ser el garante.

Exigimos el respeto, el amparo, atención y protección como ciudadanos en sus garantías fundamentales y que se les pueda garantizar la inviolabilidad de los preceptos  normas , pero en territorio venezolano una vez se haya establecido en nuestro país el orden institucional.

No es justo que ante el entramado de espionaje e infiltrados que el régimen de manera continúa ha montado como falsos positivos para confundir nacional e internacional se lleve por delante a ciudadanos inocentes.

Sr presidente, cuando Pedro escucho cantar el gallo recordó que había negado a Jesús, pero su sentimiento de culpa no fue agarrar el gallo y hacer un sancocho con el. No deje solo a quienes hoy son víctimas del entramado judicial que pretende montar el narcorégimen.

Hemos acompañado la ruta hacia la libertad,  hemos apoyado sus múltiples llamados, no los deje solos, haga valer sus derechos.

Loading...