Desde mayores generales a dirigentes obreros, el desacuerdo con las políticas aplicadas por los hombres que Hugo Chávez nombró como sucesores ha derivado en una persecución contra los disidentes.

Por Sebastiana Barráez/infobae

La lista de los militantes del chavismo que han sido encarcelados, desaparecidos u obligados a huir del país crece progresivamente. A los interminables nombres de oficiales importantes para la revolución, como el general en jefe Raúl Isaías Baduel, los mayores generales Cliver Alcalá Cordones, Miguel Rodríguez Torres y Hugo Armando Carvajal Barrios, el general de División Jesús Alberto Milano Mendoza, entre muchos otros, también se suma el de líderes sociales como Alcedo Mora o detenidos como Rodney Álvarez y el sindicalista Rubén González.

MG Cliver Alcalá Cordones llevado por la DEA a EEUUMG Cliver Alcalá Cordones llevado por la DEA a EEUU

El ex comandante del Ejército, ex ministro de la Defensa y amigo personal de Hugo Chávez tiene desde el 2009, con un lapso de dos años en libertad con presentación, hasta hoy preso en el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin); uno de sus hijos fue encarcelado a consecuencia de la Operación Gedeón y a otro más recientemente por otra causa. Contra Baduel conspiró el celo de Chávez a la ascendencia y liderazgo que tenía como alto oficial, que amenazara su permanencia en el poder.

Chávez ordenó encarcelar a su amigo Raúl Baduel
Chávez ordenó encarcelar a su amigo Raúl Baduel

Alcalá por su parte se negó a reconocer a Maduro desde el mismo momento en que Chávez lo designó como sucesor, salió del país casi simultáneamente que a Rodríguez Torres lo detenía el SEBIN y lo entregaba a la DGCIM. Desde Colombia montó una Fuerza de Tarea con militares venezolanos para sacar a Maduro del poder. Se entregó a la DEA en marzo y ahora está en juicio en Estados Unidos.

En esa foto con Maduro, dos hombres claves de la revolución: los MG Rodriguez Torres y Carvajal BarriosEn esa foto con Maduro, dos hombres claves de la revolución: los MG Rodríguez Torres y Carvajal Barrios

Rodríguez Torres, al igual que Baduel y Alcalá, pertenece al grupo de los llamados Febreristas. Cumplió con el asalto a la residencial presidencial La Casona, durante la intentona golpista del 4F, acompañó a Chávez, dirigiendo la policía política, durante todo el Gobierno y continuó después con Maduro, quien lo destituye como Ministro del Interior en el 2014. Desde el 13 de marzo 2018 está preso, actualmente en la cárcel de máxima seguridad en el Fuerte Tiuna.

En el caso de Carvajal Barrios, conocido como El Pollo, fue un hombre emblemático de Inteligencia Militar en tiempos de Chávez. A él se debe que los militares llegaran a ser generales, porque era el principal filtro en los ascensos. Como acérrimo oponente a la presencia de los cubanos no permaneció más que unos meses en el Gobierno de Maduro. Su cercanía con Diosdado Cabello le permite ser electo parlamentario a la Asamblea Nacional. En febrero 2019 manifiesta su apoyo a Juan Guaidó. En abril 2019 es capturado en España atendiendo la solicitud de extradición por parte de EEUU quien lo señala de narcotráfico. Actualmente se encuentra oculto en un lugar desconocido.

General Jesús Alberto Milano Mendoza

General Jesús Alberto Milano Mendoza

Alcedo desaparecido

En las inmediaciones de la Plaza El Llano de la ciudad de Mérida, capital del estado andino con el mismo nombre, vieron al dirigente social Alcedo Mora Márquez, junto a los hermanos colombianos Jesús Esneider y Eliezer Antonio Vergel Medina, quienes estaban solicitando refugio en Venezuela. Ese 27 de febrero de 2015 los tres hombres desaparecieron.

Alcedo es un conocido dirigente popular y militante de la organización PRV-Ruptura, quien trabajó en la Gobernación de Mérida y era dirigente social de la revolución bolivariana; sus familiares denunciaron que él tenía 92 folios con evidencias probatorias y desaparece justo cuando iba a presentar una denuncia formal ante las autoridades competentes sobre presuntos hechos de corrupción en PDVSA.

“A cinco años de la desaparición de mi padre queremos encontrarlo con vida. Pedimos al Gobierno que aparezca Alcedo Mora. A cinco años no hemos recibido ningún tipo de respuesta”.

“En el nombre del Socialismo, en el nombre de una revolución todavía existan desaparecidos, torturados, presos políticos y es algo que la familia Mora rechazamos contundentemente”.

Rodnay y Rubén

Las organizaciones sociales consideran hay 150 trabajadores, dirigentes sociales presos, desaparecidos y/o con casa por cárcel. Dos casos son emblemáticos, por ser hombres alguna vez relacionados al chavismo, dirigentes obreros y representantes de trabajadores en Ferrominera.

Rodney Antonio Álvarez Rodríguez es un dirigente obrero de izquierda, quien siendo trabajador de Ferrominera, se declaró en rebeldía y eso le ha costado la libertad. El 9 de junio 2011 estaba prevista una asamblea de trabajadores de Ferrominera del Orinoco, para elegir la comisión electoral del sindicato. Hay testigos y debió quedar plasmado en las cámaras de seguridad que un directivo sindical militante del Partidos Socialista Unido de Venezuela (PSUV) asesinó a tiros al obrero Renny Rojas.

Eso sirvió de excusa perfecta para que la Fiscalía con dos abogados al servicio del entonces gobernador del estado Bolívar, general de división (Ej) Carlos Rangel Gómez, responsabilizaran a Rodney días después. Desde entonces el líder obrero está preso. El general Rangel, quien era amigo de Chávez pero no de Maduro, se fue a vivir a México, para no tener que responder por las gravísimas acusaciones que habían en su contra. Así el único que quedó como acusador fue el fiscal, quien ni siquiera va a las audiencias.

“A los compañeros obreros que son claves como testigos y han declarado a mi favor, los han encarcelado”, denunció Álvarez quien permanece preso desde hace nueve años.

El sindicalista Rubén González en el momento en que militares lo trasladan detenidoEl sindicalista Rubén González en el momento en que militares lo trasladan detenido

A Rúben González, secretario general de Sintraferrominera, lo detuvieron en una alcabala, el 30 de noviembre 2018, cuando regresaba de una marcha en reclamo por el contrato colectivo y tablas salariales. ¿La excusa? Dijeron que había un expediente de un año antes, donde lo acusaban de “agredir a funcionarios militares”.

Un tribunal militar acusó a González de dos de los tres delitos que le había imputado la Fiscalía Militar: ultraje al centinela y ultraje a la Fuerza Armada Nacional. En agosto 2019 el juez lo condena a 5 años y 9 meses de prisión en la cárcel La Pica, en el estado Monagas.

Así se imponen los intereses de quienes necesitaban sacar a Rubén González del camino de Sintraferrominera, para abrirle las puertas a un sindicato que no exigiera al Gobierno los beneficios contractuales para los trabajadores.

No es la primera vez que Rubén ha sido detenido y condenado por impulsar acciones de presión a favor de los sindicalizados, pero sí es la primera que es juzgado por un tribunal militar y sentenciado en condiciones de absoluta vulnerabilidad.

Ministro de Petroleo y presidente de PDVSA, Nelson Martínez, murió por no recibir atención médica a tiempo en la DGCIMMinistro de Petróleo y presidente de PDVSA, Nelson Martínez, murió por no recibir atención médica a tiempo en la DGCIM

No hay duda de que el régimen de Maduro ha tenido poca consideración con los otrora amigos de la revolución. Unos presos, otros huyendo e incluso muerto como ocurrió con quien fue presidente de CITGO, ministro de Petróleo y presidente de la estatal PDVSA, Nelson Pablo Martínez, quien murió, en diciembre 2018, luego de no recibir atención médica a tiempo en los sótanos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, por lo que se le contaminó una válvula del corazón y le dio una septicemia con falla renal, hepática, cardíaca, cerebral y circulatoria.

Loading...