Por Jose El Gato Briceño  @josegbricenot

Quienes se oponen a los cambios están adversando a la naturaleza, pues es obligatorio cambiar, es necesario y además es algo intrínseco en los seres humanos; sucede quieras o no. Nadie es la misma persona luego del paso del tiempo, lo importante no es cuanto pero si lo es el cómo utilizas o adaptas esos giros de tu vida o actividad para siempre mejorar. Aunque suene filosófica esta introducción, es una realidad que aturde pues nuestro amado país tan maltratado ha sufrido inmensamente por todos los cambios  hechos por la mano castigadora de la narcodictadura castrochavista y los peores cambios los mal orientados de quienes anteponen sus ególatras ansias de protagonismo antes que el logro de la salida de estos atracadores del poder. Y como dice el refrán: quieren estar bien con Dios y con el diablo.

Por dónde lo veas la dictadura está siempre buscándole la vuelta a su permanencia en el poder, obviamente con su consabido modus operandi de darle o inventarle algún viso -siempre ilegal- de “legalidad”. Ya todos conocemos esa práctica de parecer para no ser  y de quitar para luego aparentar que das que caracteriza al comunismo.

El resto del mundo está desmontando sus parapetos jurídicos y rápidamente se les ve la costura o el trasfondo de cada nueva marramucia. Reconocidos constitucionalistas hicieron un pormenorizado estudio de las violaciones de la Constitución venezolana en estos últimos tiempos y se encontraron con más de 300 violaciones, pero las más recientes en materia electoral rompen los principios más básicos o elementales del derecho a nivel del mundo.  La gran barbaridad de burlarse olímpicamente de las facultades de la Asamblea Nacional no tiene parangón en la historia universal del derecho moderno. Es insólito que la nueva directiva del CNE designada ilegalmente con rectores militantes del PSUV (Partido de la dictadura) y que ya en sus anteriores responsabilidades como magistrados del Tribunal Supremo de Justicia actuaron como depravados activistas políticos, anulando a 3 diputados del estado Amazonas en diciembre del 2015 para impedir que la recién electa Asamblea Nacional ejerciera la mayoría de las 2/3 partes y pudiera escoger a los magistrados del TSJ y al fiscal General de la República. No conforme con eso, también impidieron la realización del referéndum revocatorio a Nicolás Maduro argumentando todo tipo de argucias.

Apenas con pocos días como rectores del CNE, estos “mismos negros con diferente cachimbo” estrenaron su nuevo encargo, modificando de un plumazo la cantidad de diputados a elegirse para renovar la Asamblea Nacional, de 167 a 277 curules o sea, el 66% más de diputados, lo que para comenzar sus atropellos no es su facultad ni competencia. Esta fórmula a conveniencia de la narcotirania se llama Técnica de la DILUSIÓN, que consiste en  ESTABLECER UN NÚMERO MAYOR DE CARGOS PARA DISMINUIR LA CONCENTRACIÓN DE CARGOS QUE PUEDEN SER CONTRARIOS A LOS INTERESES DE QUIEN CONDUCE EL SISTEMA HEGEMÓNICO, O SEA, LA NARCOTIRANIA. Con eso se blindan y se rebalancean para evitar lo que sucedió en la elección de diputados del año 2015 e impedir que ganen las 2/3 partes.

Con esa técnica es imposible que pierdan las elecciones los traidores que han entregado la patria al imperio cubano.

Es ahora ante este fraudulento llamado a elecciones, con cambios trampeados, que llega el momento de actuar de los resentidos políticos, tanto de los que alguna vez tuvieron mucho poder y los que no han tenido y se autodenominan de oposición, su lugar común es que nunca construyeron liderazgos propios por su mal proceder, nula interacción con sus electores o mediocres actuaciones de gestión política o de gobierno. Asimismo siempre dependientes al máximo del cacique o cogollo de turno y lo indispensable: jalar bastante bolas para que los colocasen como candidatos a los cargos de elección popular y así blindarse bajo el ala de las otroras maquinarias de los partidos políticos que parasitaron con los presupuestos de la nación.

Buscar cualquier tipo de participación o de protagonismo en tan menguado momento que vive el país, no importandoles dar legitimidad a la Organización Criminal Internacional que pone en juego la estabilidad de la región, es la propia conducta de los practicantes de la miseria humana. Definitivamente la ambición de algunos es tan grotesca que no tienen necesidad económica hasta llegar a la quinta generación de sus familias y aun así buscan más enriquecimiento proveniente del saqueo de nuestras riquezas y de los dividendos del polvo blanco que está matando a miles de jóvenes en todo el mundo.

Se caracterizan muchos  también por ser letrados,  mentes muy estudiosas pero utilizando su bagaje intelectual para darle a su conveniencia, la vuelta a su favor ante cada evento. Justificando lo injustificable.  El cinismo y la desfachatez es tan grande que algunos de ellos apoyaron al presidente Juan Guaidó y se beneficiaron tanto ellos y sus organizadores políticas de cargos diplomáticos y en empresas importantes y ahora cuando Guaidó llama a la máxima unidad los vemos dando un paso atrás y hacia el lado de la izquierda con la posición timorata, complaciendo y aplaudiendo la convocatoria del simulacro de elecciones. En el mes de agosto son las inscripciones de los candidatos de la parodia de elecciones y allí podremos ver quiénes son los participantes que han recibido el estímulo del polvo blanco que es el sostén de la dictadura en mi país y la desgracia para los venezolanos de bien.

Desde la cárcel del exilio les recuerdo a estos mercaderes del dolor de nuestra gente que ya Michelle Bachelet, en el último informe sobre Venezuela le dijo claramente a la narcodictadura que las últimas decisiones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela son fallidas e ilegales ” por considerar que no contribuyen a que haya un proceso electoral “creíble” de cara a los comicios parlamentarios del 6 de diciembre”.

Ese mensaje va directo a la “oposición”  pro-elecciones ya que su participación y los resultados de ese bodrio tampoco serán reconocidos por el mundo democrático.

El mensaje más importante es comprender que a estos disociados que permiten la invasión de nuestro territorio, saquean nuestras riquezas y violan nuestra constitución a diestra y siniestra hay que arrancarlos a plomo sin contemplaciones y con operaciones que aseguren su castigo y desaparición del ámbito político venezolano.

Solo así nuestro camino se abre rumbo a la reconstrucción del país y la reinserción de nuestra diáspora en la vida productiva y de desarrollo. Mis alientos a todos pues pronto regresaremos a dar lo mejor de cada quien. Mis inquietudes y denuncias seguirán desde aquí con lo que nos queda LA PLUMA Y LA PALABRA

 

José Gregorio “El Gato” Briceño Torrealba/Valeria Briceño

 

Twitter: @josegbricenot /@valeriabricenot

Instagram: @josegbricenot/ valeriabriceñot

Facebook: José Gregorio El Gato Briceño

Fuente: http://gatobriceno.blogspot.com/2020/07/fracasados-de-la-politica-aliados-de-la.html

Área de archivos adjuntos

Loading...