Por José Gregorio “El Gato” Briceño

Una de las claves más determinantes para identificar a un comunista es el resentimiento, la envidia, el odio, son elementos que no fallan a la hora de revisar cuáles son las causas por las que una persona desearía hacerle daño al resto de la humanidad. Porque hablando sin medias tintas la verdad es que todo el que permanece en el terreno comunista, que en teoría tenía inquietudes de igualdad social y de alguna forma obtiene el poder, se transforma en opresor y desarrolla la necesidad de destruir a otros para no soltar ese poder, tergiversandolo en autoritarismo y por ende le genera inmunidad para violar todos los estamentos a su alrededor. Por algún daño sufrido en su entorno familiar, por una rebeldía de adolescente no resuelta o por alguna patología psicológica no superada que los atormenta, por el contrario alimentada sin ser tratada para canalizar esa sed de venganza.
Traducido en pocas palabras el comunismo es una especie de licencia para violar los derechos humanos, todos, desde los innatos, los más inalienables hasta los adquiridos en cada ley particular. Por ello hay tanta tela que cortar en este aspecto de las violaciones a los derechos humanos cuando a un pueblo lo domina uno de esta, la peor cepa humana existente.
Es tan inmisericorde la presión por parte de esta banda de narcoterroristas que oprime y esclaviza a los venezolanos, que la ONU a través de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos se ha pronunciado y ha hecho después de su informe en Junio 2019, varios llamados de atención a la dictadura venezolana en menos de un año, esto solo certifica que el genocidio que han promovido, planificado y ejecutado los herederos de Chávez va galopante hacia la destrucción definitiva de nuestro pueblo. Ciertamente son hechos que cada día se muestran al mundo y que ya no sabemos cómo más gritarlo al mundo: #UrgeAyudaParaVenezuela
Entre muchos de esos hechos tristemente cotidianos que marcan la vida de mis hermanos, pudimos ver varios esta semana los cuales delinean como la narcotiranía Venezolana nos dentellea sin piedad. En este caso, uno de sus charlatanes más discordantes, el chulo Jorge Arreaza condenó este martes la “Conferencia Internacional de Donantes sobre Inmigrantes Venezolanos” que realizaron varios países para recaudar fondos destinados a la migración venezolana a los fines de lograr donaciones que seran canalizados a través de Unicef, ACNUR, OIM, Cruz Roja, BM y el BID para ser traducidos en ayuda a la diáspora que también sufre las consecuencias de una migración forzosa y ahora de la falta de dinero por causa de las medidas mundiales contra la pandemia. La cita fue convocada por la Unión Europea y el gobierno de España con el apoyo de la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y ha sido una iniciativa con muy buenos resultados, pero obviamente el régimen se burla de estas iniciativas diciéndole a ésta a este grupo de solidaridad que utilice esos fondos que se donarán para atender las necesidades de sus propios países que han tenido problemas mayores con el COVID-19, siempre son excelentes para la desfachatez y las malas intenciones.
Casi 6 millones de Venezolanos integramos la diáspora por alguna u otra razón y la inesperada pandemia destruyó fuentes de trabajo en todas partes del mundo siendo los más perjudicados quienes viven del día a día, de los trabajos que no tienen mayor estabilidad cómo Uber, atención al público y en trabajos en restaurantes lo que  motivó a los países e instituciones antes mencionados por tantos desalojos y miles en situaciones de calle en los distintos lugares del mundo. Los narcocriminales no pudieron ocultar el resentimiento porque quieren tener el dominio y el control de todo y como los más de cientos millones de euros recaudados no los van a administrar ellos, salen rechazando dicha iniciativa mostrando su grado extremo de mezquindad. Todos los venezolanos tenemos que aplaudir tan humana y loable iniciativas porque coadyuva a lograr ayuda para miles de Venezolanos y así sobrellevar esta situación tan complicada.
Como mencioné al principio tenemos un catálogo o mostrario en lo que a violaciones producidas por el comunismo se refiere y ese odio por los venezolanos lo expresan en cada una de las instituciones que tienen secuestradas. Especialmente en el poder judicial Venezolano al cual me he referido en estos días: llegan a límites insospechados hasta el punto de ver como un joven con discapacidad, con síndrome de Down en Barquisimeto por estar cerca de una protesta y tocando cacerola le dictaron medidas de privativa con acusaciones de traición a la patria. Otra muestra de estas insólitas violaciones es que una joven médico fue detenida el 26 de mayo por los cuerpos de seguridad del Estado por el presunto delito de incitar al odio, luego de publicar un meme en su estado de WhatsApp sobre Nicolás Maduro. Fue presentada ante el Circuito Judicial Penal de Cabimas, estado Zulia donde se le dictó privación de libertad.
En el Circuito Judicial Penal de Monagas siguen haciendo desastres, su cuestionada presidenta solo cobra, matraquea y chantajea a los jueces, pero felizmente todavía hay gente honesta y con dignidad como la juez  del Tribunal Segundo en funciones de Ejecución Dennys Romero, quien prefirió renunciar antes de seguir siendo atropellada por la presidenta Patricia Elena Mirabal Rengel porque se siente super poderosa por ser pana de Diosdado Cabello y comadre de Maikel Moreno presidente del TSJ.
Cómo broche de oro se cierra la semana viendo atónitos a un extranjero narcocriminal como Maduro, que tiene secuestrado al país, catalogando a los genuinos Venezolanos en el extranjero como Armas Biológicas.
Decretando en las fronteras esta especie de  campos de concentración que han creado en los cuales no dejan a las personas comunicarse ni buscar auxilio con sus familiares alegando que  “Toda persona que viole el sistema migratorio e ingrese en el país será considerada arma biológica y encarcelada». Así  amenazan con cárcel a los vemezolanos quienes regresen a su patria por necesidad humanitaria. Mientras en el resto de los países abren las puertas a sus coterráneos para recibir la atención adecuada y la protección que el estado debe darle a sus pobladores.
En mis reflexiones desde la cárcel exilio a veces pienso que no será suficiente al infierno para esos depravados mal vivientes que no tuvieron ni un atisbo de piedad para sus paisanos.
Porque los peores resentidos y corruptos no están nada más en la tiranía usurpadora del poder central, sino en todo el Poder Judicial venezolano y por eso estamos viviendo tantas atrocidades y atropellos.
Entre denuncias y acciones vamos al puerto seguro de la Libertad, se lo digo con toda seguridad mientras continúo relatando esta historia con lo único que me nos queda LA PLUMA Y LA PALABRA.

José Gregorio “El Gato” Briceño Torrealba/Valeria Briceño

Twitter :@josegbricenot /@valeriabricenot
Instagram: @josegbricenot/ valeriabriceñot
Facebook :José Gregorio El Gato Briceño

https://twitter.com/la_patilla/status/1267060710808465410?s=12

https://www.instagram.com/p/CA2_qswAIZa/?igshid=1b7ktkiruhuvo

https://www.instagram.com/p/CA2_qswAIZa/?igshid=1b7ktkiruhuvo

Loading...