El régimen de Maduro difundió que se trató de un intento de fuga masivo pero en realidad proliferan las denuncias de que fueron brutalmente reprimidos por exigir el ingreso de alimentos.

IMÁGENES FUERTES

El Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró que la masacre sucedió bajo el control y la responsabilidad de la dictadura que dirige Nicolás Maduro. “Mientras sigan usurpando funciones, la vida de todos los venezolanos corre riesgo”, dijo el presidente a través de su cuenta Twitter. “Hoy en Guanare vemos una nueva masacre en las cárceles de nuestro país bajo el control y la responsabilidad de la dictadura”, denunció el mandatario encargado.

El presidente interino Juan Guaidó denunció al régimen chavista por la masacre

Los cuerpos de los presos masacrados apilados en la morgue de Portuguesa

La periodista Rosibel Cristina González señaló que el motín ocurrió en una zona del penal conocida como La Tela, dominada por un líder criminal conocido como “Olivo”.

El Observatorio Venezolano de Prisiones, una ONG que monitoreo el estado de las cárceles en el país, también se refirió a la situación como una “situación irregular”. La directora del observatorio, Carolina Girón, ha pedido una investigación exhaustiva para aclarar lo sucedido, tras una “dudosa” primera versión de las autoridades, por la que los presos intentaron fugarse “a plena luz del día”.

Según la ONG, la cárcel está sobrepoblada: en ella hay recluidos 2.500 presos cuando su capacidad habitual es de 750, y son “víctimas del hacinamiento y la desidia”.

La diputada de la Asamblea Nacional Delsa Solórzano también condenó lo sucedido. “Lo ocurrido en el centro penitenciario de Guanare, estado Portuguesa, es una muestra más de las incapacidades del régimen. Desde hace meses hemos denunciado las precarias condiciones de los centros de reclusión del país”, ha manifestado en su cuenta de Twitter.

La oposición denuncia que los presos se amotinaron pro falta de alimentos, no porque intentaban fugarse.

Los heridos de mayor gravedad fueron trasladados al hospital Dr. Miguel Oraá, el cual colapsó debido a la gran cantidad de pacientes, mientras que los fallecidos fueron llevados a una morgue improvisada en las proximidades de la cárcel en la localidad de Guanare, estado de Portuguesa, donde serán identificados para, posteriormente, informar a sus familiares.

“El centro está colapsado, los médicos piden ayuda porque no hay suficientes insumos para atenderlos a todos”, escribió la diputada quien acusó: “El colapso del Hospital Miguel Oraa es evidente, las mentiras de su óptima condición para cualquier eventualidad tienen patas cortas… los heridos son atendidos y no cuentan ni con colchones ni con insumos todo hecho por la revolución corrupta y rojita…”, denunció Martínez.

El hospital Dr. Miguel Oraá, donde fueron trasladados los heridos, está colapsado

Los médicos piden desesprados insumos porque no tienen con qué tratar a los presos heridos

En el hospital Dr. Miguel Oraá no hay ni colchones. El lugar sufre la misma crisis sanitaria que ocurre en todo el país: sin insumos médicos, agua o electricidad.

En el hospital Dr. Miguel Oraá no hay ni colchones. El lugar sufre la misma crisis sanitaria que ocurre en todo el país: sin insumos médicos, agua o electricidad.

Desde que Iris Varela se transformó en la ministra de Prisiones de Venezuela, se produjeron 12 sangrientos motines: en enero 2013, en Uribana-Lara, murieron 63 personas; en septiembre de ese año, en Zulia, 16; en noviembre de 2014, en Uribana murieron 21 reos; en agosto de 2015, en Carabobo, 16; en marzo de 2016, en Lara, murieron 5; en agosto de 2016, en Amazonas, fallecieron 37 personas; en marzo de 2017, en Guárico, fueron 15 los muertos; en abril de ese año, en Ayala, murieron 12; en junio de 2017, en Cumaná, murieron 9; en marzo de 2018, en Carabobo, las víctimas fatales fueron 68; y en mayo de 2019, en portuguesa, los muertos fueron 29.

Información y Fotos: Infobae

Loading...