Por Robert Alvarado @robertveraz

Y me fui (yo me fui, yo me fui), me fui (ay, me fui)
Con mi cabeza llena de dudas, pero me fui
Y aquí estoy, creyendo en mí
Acordándome de todo aquello que un día fui… Canción Me Fui de Reymar Perdomo

El mundo entero es testigo de dos circunstancias particularmente resaltantes en la historia reciente de la humanidad, la primera es la diáspora Venezolana. En este sentido  se ha observado que los venezolanos han llegado a los más imaginables rincones del planeta. La otra circunstancia es igualmente preocupante, pues ha marcado de sufrimiento y dolor a millones de familias, es el surgimiento del nefasto virus Covid-19.

En el caso de la diáspora venezolana, (https://www.youtube.com/watch?v=i-XA5ZzExWY) es información pública que todo el mundo la conoce que el venezolano en su afán de buscar una mejor calidad de vida, se ha trasladado a distintos países de américa latina y el mundo, es importante entender que en la actual crisis sanitaria a nivel mundial, todos los migrantes de cualquier nacionalidad desean estar en su país de origen, cerca de sus familiares, este en el caso de los Venezolanos, más aún, tomando en cuenta la desventaja en la inclusión social de los países receptores, la falta de oportunidades, las regulares condiciones de vida y la informalidad laboral como regla en su forma de obtener ingresos, por lo que el amparo, la protección y las garantías físicas son ahora una prioridad.

Por otras cosas más me llego una información desde Perú vía correo de una fundación de nombre Movimiento de Ciudadano Paz y Democracia  (https://bit.ly/2xJ91sn).  Que es una organización ciudadana de venezolanos en el exilio, sin afiliación política o religiosa; es un movimiento independiente, visionario y de carácter pragmático, promueve la libertad económica, la educación como base del progreso y la libertad individual de las personas con respeto irrestricto a sus proyectos de vida. Dándole una respuesta de la sociedad venezolana que suma voluntades, tanto dentro como fuera del país. Con el compromiso enfocarse en promover los valores fundamentales del individuo y la sociedad; convencidos que la transformación intelectual y cívica del venezolano es de primaria importancia para rescatar el Estado de Derecho y reconstruir la Nación.

La defensa que ponen estos promotores de esta fundación ven que la migración de venezolanos hacia países como: Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Argentina, entre otros; se ha incremento de forma exponencial durante la última década, y de manera especial en los últimos 3 a 5 años, esto debido a la crisis política, económica y social qué está atravesando Venezuela. Sin embargo, hoy en día muchos de estos venezolanos tienen la necesidad de regresar a su patria, ya que se están viendo afectados por la Pandemia producida por alto número de contagios a nivel mundial con el virus, SARs-CoV-2 (COVID19), esto ha generado el despido masivo, no solo de venezolanos, sino de trabajadores en general. Desalojados de sus residencias o habitaciones ante el recelo de los arrendatarios de que estos ciudadanos no puedan cubrir los gastos generados por el arrendamiento, y la dificultad de adquirir alimentos ante su mínima o nula capacidad de obtener ingresos por el cumplimiento del aislamiento social que han ordenado los distintos gobiernos. Por otra parte estas mismas situaciones han obligado a muchos ciudadanos a trabajar de manera informal, buscando el sustento diario, es decir, se han visto en la obligación de desacatar el Estado de emergencia que cada país ha adoptado para proteger a sus ciudadanos, lo que ha generado un nivel mayor de vulnerabilidad de los venezolanos en esta parte del mundo.

Los objetivos específicos que llevan el  Movimiento de Ciudadano Paz y Democracia  de los análisis del caso y lo expresan en estas recomendaciones con un plan humanitario de retorno ordenado a Venezuela:

1.- Realizar el registro de venezolanos residentes en los países suramericanos, que manifiesten su intención de retornar a Venezuela.

2.- Conformar los Comités de Voluntarios como organismos de colaboración interna en los diferentes países para el desarrollo de las actividades del Plan.

3.- Establecer coordinaciones en las áreas de Salud, Seguridad, Logística, Informática Relaciones Públicas, Comunicación y Secretaría General, que orienten los procesos de elaboración, planificación y seguimiento del Plan.

4.- Gestionar antes personas naturales o jurídicas de carácter público o privado, los recursos económicos y financieros, a través de donaciones, contribuciones, préstamos o cualquier otro mecanismo de financiamiento para la difusión, planificación y ejecución del Plan.

5.-. Desarrollar una campaña de comunicación masiva, exhortando a la población y en especial a la comunidad venezolana a usar equipos de protección personal de Bioseguridad (EPP), así como el uso de máscaras faciales de protección respiratorias, en un cambio de paradigma, llamado “Del aislamiento social al asilamiento individual”.

6.- Gestionar el apoyo de los Organismos Internacionales y Gobiernos, en la dotación a la población venezolana de equipos de protección personal de Bioseguridad (EPP), que les permitan preparase para ese retorno ordenado a Venezuela.

7.-Tramitar ante el Comité Internacional de la Cruz Roja, El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, La Organización Internacional para las Migraciones y La Organización Mundial para la Salud, la conformación de un “Comité Internacional de Observación”, que avale el “Plan Humanitario de Retorno Ordenado”, así como el cumplimiento de las normas y protocolos de seguridad que garanticen el retorno.

8.- Tramitar la conformación de una “Comisión Internacional de Países Amigos” compuestos por funcionarios designados por los Ministerios de Relaciones Exteriores de los países involucrados, que actúe como conexión entre la Organización del Plan Humanitario y los distintos Gobiernos.

9.- Tramitar la conformación de una “Comisión de Enlace” conformada por representantes de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Organización de la Naciones Unidas (ONU) y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), para la coordinación optima en el ingreso al territorio de la República Bolivariana de Venezuela de los Ciudadanos que retornan.

Esta organización  venezolana se avoca en este momento a la diáspora en la que han sido protagonistas los venezolanos durante los últimos años y que, sin duda, ha quebrantado la dignidad, identidad y favorable desarrollo socioemocional y laboral de numerosas personas; profesionales, trabajadores, hombres y mujeres de bien que han emigrado a otro país en búsqueda de las garantías básicas que necesita un ser humano para su subsistencia. En medio de la Pandemia ocasionada por el SARs-CoV-2 (corona virus), (https://www.youtube.com/watch?v=C1Cc_QIY4rY) surge la apremiante necesidad que tienen los migrantes venezolanos de organizarse para lograr un retorno ordenado a su territorio.

Son muchas ideas y el deber de todo comunicador que hace vida en las redes sociales es hacerla conocer al público lector  como hago en este momento para tengamos un bellos retorno como lo tuvo aquel pueblo hebreo que salió de Egipto a la tierra prometida y lo podemos ver en algún momentos con los venezolanos que están en diferentes países del mundo y retorne a su país que se llama Venezuela…

Cualquier información o sugerencia por robertveraz@hotmail.com   robertveraz@gmail.com   grsndz629@gmail.com   o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna en mí página Web: https://robertveraz4.webnode.es/  y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!

Para ver el informe de Democracia y Paz click en el enlace

INFORME PAZ Y DEMOCRACIA 2020

 

 

Loading...