ACEP Carabobo

Sin menospreciar la tragedia sanitaria y económica que estamos viviendo, la situación generada por el COVID-19 refuerza la necesidad de avanzar hacia modelos económicos más sostenibles, que desarrollen políticas capaces de anticipar los problemas.

El señalamiento lo hicieron este martes Yordy Baena e Iván López, responsable regional y responsable político de Acción Ciudadana en Positivo (ACEP) en el estado Carabobo.

Baena manifestó que Venezuela, en líneas generales, ha tomado hasta el momento decisiones acertadas para enfrentar la epidemia de coronavirus, con algunas demoras y particularidades. “Desde nuestra organización política, humanista y de centro liberal, mostramos con madurez la construcción de una agenda política para Carabobo, con temas vitales a futuro, que deberán ser sometidos a debates, a fin de lograr consensos necesarios para avanzar como entidad”.

El dirigente del partido de los ciudadanos en Carabobo, agregó que no se enredarán en discusiones que rayen en lo filosófico, ni en lo estéril de tendencias discursivas sobre modelos de aplicación de políticas públicas.

Este tiempo exige que seamos innovadores y sobre todo, que evitemos los extremos. Tan importante como cuánto se gasta, es en qué, y cómo impacta ese gasto en la sociedad, es lo que algunos conocen como la rentabilidad económico-social de la inversión pública. Sobre ello hay que legislar y llevarlo a lo regional, a lo local. Es nuestra responsabilidad en Carabobo llevar adelante reformas ante el Consejo Legislativo y los 14 Concejos Municipales, en materia económico y social”, precisó Baena.

Por su parte, el responsable político de ACEP Carabobo, insistió en la necesidad de abordar e implementar la denominada “economía verde”, por cuanto su adopción puede representar para Carabobo y para toda Venezuela, una enorme fuente laboral y de desarrollo sustentable.

Necesitamos imperiosamente que la energía eólica y solar vuelvan a estar en agenda y se reactiven proyectos que se paralizaron mucho antes de comenzar este pandemia global”, sugirió el también ex concejal de San Diego.

López está consciente que en Carabobo – otrora capital industrial de Venezuela –, hay que generar estímulos positivos que faciliten la transición ecológica de la economía, la cual tendría beneficios a corto y  mediano plazo. “Se debe empezar ya mismo para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenibles”, impulsados por la Organización de Naciones Unidas con el nombre Agenda 2030, para dar continuidad a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de 2015.

El dirigente regional del partido de los ciudadanos considera que es hora de pensar en grande y diseñar proyectos innovadores que permitan la adopción de un modelo económico más sustentable.

Debemos, en lo inmediato, iniciar una discusión seria y oportuna sobre un proyecto de Ley para fomentar y potenciar la movilidad eléctrica e híbrida en nuestro país”, propuso. Esta propuesta debe ser debatida por el Gobierno Nacional, las entidades federales y los ciudadanos. Y hay que incorporar a la industria automotriz que opera en Venezuela y que tiene una gran representación en Carabobo. “Para ello, deben generarse los estímulos económicos y legales, de lo contrario será muy difícil lograr la transición energética”, agregó López.

Ante la abrupta caída de los precios internacionales del petróleo, López considera que hay que repensar el esquema energético que se viene aplicando. El gobierno nacional, en un análisis cortoplacista, seguirá subsidiando la gasolina o importando petróleo, porque es la posición que se resulta más cómoda.

En ACEP Carabobo tenemos perfectamente claro que solo podremos construir un futuro sostenible para el país, cuando acordemos entre todos, explotar nuestras potencialidades y asumir una economía verde. Aprendamos las lecciones que nos deja esta pandemia, e internalicemos que el buen ejercicio de la política implica anticiparse a los problemas”, concluyó.

Loading...