La ONG Foro Penal reveló este martes que el régimen de Nicolás Maduro mantiene encerrados a 397 presos políticos en Venezuela, según sus investigaciones hasta un balance que concluyó el 25 de noviembre de 2019. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, se hizo eco de esta denuncia y comentó que corroboraba la información. “Certificamos la lista”, señaló Almagro en su cuenta de Twitter.

La organización no gubernamental precisó que, entre los encarcelados por el chavismo, actualmente se encuentran 376 hombres y 21 mujeres y que 280 son civiles y 117 militares. También advirtió que no hay menores de edad detenidos por causas políticas.

A fines de julio, el director de la ONG, Gonzalo Himiob, declaró que en Venezuela se ha convertido en una práctica rutinaria los casos en que los efectivos policiales persiguen a familiares o allegados de personas que están siendo buscadas por razones políticas. “Esto es violatorio a los derechos humanos y al debido proceso”, expresó.

El pasado domingo 17 de noviembre, el dictador Nicolás Maduro reveló en una entrevista que varios militares venezolanos fueron detenidos acusados de apoyar supuestos planes de Estados Unidos y Colombia para derrocar al régimen chavista.

“En los últimos meses (…) hemos desmembrado, con participación propia de oficiales de nuestra fuerza armada, más de 47 intentos de captar oficiales para ponerlos al servicio de la estrategia de Colombia y de los gringos”, afirmó Maduro en una entrevista al canal privado Televen.

“Hay gente presa por eso, algunos cedieron y fueron comprados y sencillamente fueron descubiertos o interceptados por la información de oficiales patriotas”, remarcó el presidente venezolano, que no precisó cuándo se dieron las detenciones, ni el número.

Según el mandatario, estos militares buscaban “robar misiles” en Venezuela, además de “tratar de anular el sistema” de aviones Sukhoi, de radares fijos y móviles, y “el sistema de torpedos y defensa misilística de la Armada Bolivariana”.

Confrontado a la peor crisis de la historia reciente del país petrolero, Maduro aseguró que mantiene “permanente inteligencia” destinada a detectar intentos para “tratar de dividir y debilitar” a la fuerza armada, considerada por la oposición y analistas el sostén principal de su gobierno.

Por otra parte, Maduro descartó que en Venezuela se produzca un escenario similar al de Bolivia, donde policías y militares promovieron la salida de su aliado Evo Morales, tras casi 14 años en el poder.

La fuerza armada venezolana “no se va a arrodillar más nunca a los gringos, ni se va a poner más nunca al servicio de la oligarquía de este país”, sostuvo Maduro, que culpa a Washington de alentar el “golpe de Estado” que forzó la renuncia de Morales.

Con información de AFP

Loading...