Catorce (14) años y nueve (9) meses llevan privados de libertad, los Guevara. Actualmente continúan recluidos en el Helicoide, en Caracas. Fueron sentenciados y condenados a prisión sin recibir ninguno de los beneficios estipulados en las leyes, como la libertad condicional
Lo cierto es que a pesar de que a la oposición fue acusada por Chávez y JVR de ser los autores de ese y otros crímenes no abrieron un debate esclarecedor de estas tragedias en la Asamblea Nacional. Juan Bautista Guevara y, sus primos, los hermanos Rolando y Otoniel Guevara, acusados injustamente de ser los autores materiales de un crimen abominable, por el asesinato del Fiscal del Ministerio Público, Danilo Baltazar Anderson, ocurrido el 18 de noviembre de 2004. El móvil del crimen no era otro, que las investigaciones que Anderson, tenía como objetivo para destapar crímenes políticos y homicidios, durante el Autogolpe de Estado de abril de 2002 por parte del entonces presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez. Jugarreta concebida en Cuba junto a Fidel Castro.

En las investigaciones realizadas sobre el espantoso crimen, arroja como dato, q el Fiscal Anderson desplazado en su camioneta iba camino del IUPOL a su casa, vehículo al que le colocaron, un explosivo plástico tipo C4, debajo del asiento de la camioneta de Anderson de 38 años, noche del 18 de noviembre, y que fue activada en la avenida Las Ciencias. La autana amarilla incendiándose se estrelló contra un edificio en la zona residencial en los Chaguaramos, trágico final para la vida de un Fiscal que no se le aguó el guarapo en las investigaciones que llevaba a cabo. El había dictado auto de detención en contra de los que dispararon a la marcha del 11 de abril de 2002 desde Puente Llaguno. Y en una declaración que salió publicada en un diario conocido, expresó que iba a enjuiciar a la Guardia Nacional que disparó a la marcha el 11 de abril, situación que lo llevaría hasta el cabecilla y autor intelectual “tiburón uno” como se le denominaba a Hugo Chávez.

Anderson tenía más de 400 averiguaciones bajo su tutela, incluyendo por supuesto la del 11 de abril. El mismo se decía izquierdista, considerado por el gobierno como uno de los fiscales más brillantes. En la caza de brujerías sobre este caso, caen otras personas que eran grupos de amigos entre ellos, y que no estuvieron de acuerdo con el 4 de febrero de 1992 cuando Chávez dio el golpe, considerados por tal motivo, enemigos del régimen, por lo cual cae abatido por efectivos policiales, en incidentes separados, el abogado Antonio López Castillo y el exagente de policía Juan Carlos Sánchez. También como indiciados en el caso Anderson, los hermanos Peña y Pedro Lander a quienes persiguen y acusan hasta que tuvieron exilarse. A los Peña, supuestamente por haber colocado la bomba en la camioneta; y al segundo dizque por la fabricación de la misma.

Por su parte al abogado defensor Hernando José Contreras se le querella por haber participado en el forjamiento de las actas del expediente que llevaba como Fiscal, por el asesinato de Danilo Anderson, razón por la cual se encuentra en el exilio. las investigaciones continuaron en busca de los organizadores y autores intelectuales del crimen de Anderson y también para seguir inculpando a los Guevaras por lo que el Fiscal General Isaías Rodríguez, trae de Colombia a un testigo falso y de quién decía que, con sólo ver a los ojos de Giovanny Vásquez, sabía que no le mentía dándole el nombre de Testigo Estrella.

Al siguiente año, en 2006, después del juicio, se les caen los argumentos, con las acusaciones del Exfiscal Hernando Contreras y las declaraciones del extestigo Giovanny Vásquez quien expresó en una entrevista que todo el juicio había sido un montaje del Fiscal General Isaías Rodríguez cuando estaba al frente del Ministerio Público para inculpar a personas inocentes y encubrir a los verdaderos autores del crimen y que había recibido tres (3) millones de dólares para aprenderse un guion que arrojó, al menos siete versiones distintas en los interrogatorios.

Por su parte a los parapetos Juan Bautista Guevara le aplicaron 30 años de presidio, mientras que, a sus dos primos, los hermanos Rolando y Otoniel les aplicaron pena de 27 años, sin prueba ninguna, una historia sin precedente, en la que se puede decir, que, si el crimen de Anderson fue horrendo, los anos de encarcelamiento a los Guevara ha sido un acto de maldad inconcebible e inaceptable. Antes del juicio a los hermanos los habían desaparecidos durante 3 días, secuestrados por un gobierno que necesitaba culpables a los que les aplicaron tortura física y psicológica de manera cruenta, los policías del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebín) por orden de Hugo Chávez. Asimismo, a su primo Juan Bautista Guevara, también fue víctima de crueles torturas.

Roberta Montesino / Venezuela RED Informativa

Loading...