Presidente de la Sala de Casación Civil del TSJ, Iván Darío Bastardo Flores, recibe cientos de miles de dólares, en “subasta” de decisión, de parte de Olaf Pérez y William Vilchez, adjudicándoles como accionistas minoritarios, la totalidad del concesionario de vehículos TOYOTA, TOYOOESTE.

Vuelven a encenderse las alarmas en el fraude cometido en el tribunal supremo de justicia al circular extraoficialmente, sin aún estar publicada, la decisión en la cual el magistrado Iván Bastardo Flores oficializa el ROBO del concesionario TOYOTA más importante de Venezuela TOYOOESTE, entregándoselo a dos robolucionarios.

El juez, Juan Alberto Castro había denunciado en el 2017 como el poder judicial se había convertido en una tienda de conveniencias y como había recibido presiones del magistrado Iván Bastardo Flores y Guillermo Blanco en forzar una decisión opuesta al derecho venezolano al   favorecer en el ROBO del concesionario TOYOTA TOYOOESTE Caracas a Olaff Pérez y William Vílchez, personeros que se presentan como cercanos, protegidos y testaferros de Diosdado Cabello.

 Es relevante mencionar que Diosdado Cabello, Vladimir Padrino López, Olaff Pérez y William Vílchez aparecen como testigos en el expediente nro. 076-16 en contra del propietario de TOYOOESTE Lic. Carlos Nagel Markovic por la denuncia de extorsión interpuesta en contra del General Carlos Armas López actual presidente de CAVIM mientras se desempeñaba como director de la Dirección de Armas y explosivos DAEX.

También hay que mencionar, que Olaff pereza y William Vílchez, habían entrado como accionistas minoritarios a TOYOOESTE como contraprestación y vacuna impuesta por el entonces presidente de TOYOTA ciudadano Alfredo Behrens al empresario Carlos Nagel Markovic por la entrega de la concesión en el año 2006. Olaff Pérez y William Vílchez habían logrado a través José David Cabello y Samir Nassar borrar de los registros de SENIAT el contrabando de motos BMW realizadas por el yerno del presidente de TOYOTA, Eric Soulavy.

Posteriormente, y una vez dentro de TOYOOESTE  , Olaff Pérez y William Vílchez a sabiendas que no podían tomar decisiones en TOYOOESTE y con la asesoría de Mario Villarroel , Amir Nassar , Reinaldo Carvallo y Elvis Amorosa, Elio Castrillo  , diseñaron un fraude avalado por el presidente de TOYOTA  Rafael Chang , fraude que se concretó  con la ayuda del magistrado Iván Bastardo Flores , siendo este ,  el mayor fraude en materia societaria en Venezuela, en la cual , mediante un Acta de asamblea ilegal y fraudulenta despojaron al mayor accionista de la empresa de su participación en TOYOOESTE .

Ejemplo de fraude procesal muy parecido al denunciado por el Senador Marco Rubio en la cual los abogados Pedro y Víctor Prada armaron la expropiación y robo de General Motors en Venezuela.

 De nada han valido las actuaciones judiciales ejercidas  en procura de revertir el ROBO. Aunque fue denunciado con antelación, el magistrado Yvan Bastardo Flores, se reservaría la ponencia, para despojar a sus dueños de una compañía valorada en $10.000.000 más $5.000.000 en capital de trabajo que dispusieron durante los tres primeros meses del fraude.

“El Jurista” del alto Tribunal, no tomó en cuenta ni el Código de Comercio, ni los precedentes del máximo Tribunal; menos aún los estatutos de la empresa, que especifican que para que una asamblea fuera válida, debía ser convocada por el presidente, ni el mínimo quórum necesario para su aprobación, entre otros.

El resultado es que, un accionista minoritario (William Vilchez), sin facultad alguna, logró “hacerse” del Capital con un “supuesto” aumento de capital, con equipos fantasmas que nunca ingresaron a la compañía. La ponencia del Caso signado 2019-89, ya está en manos de los “postores” del fraude, en la cual se declara SIN LUGAR el Recurso de Casación, y sin Lugar la Tercería que ejerciera otro de los accionistas que denunció el fraude.

Ahora lo que queda por averiguar es quienes realmente quedarán en posesión del concesionario TOYOTA más importante de  Venezuela, si realmente son Olaff Pérez y William Vílchez o existen otros intereses o accionistas ocultos en este fraude.

Loading...