La fiscal general de la República llamó a defender a la Asamblea Nacional. En entrevista con El Nacional pidió a la oposición claridad en los objetivos para mantener el ánimo de la ciudadanía. “Hay que incorporar a ese millón y medio de ciudadanos de los barrios alrededor de Miraflores», exhortó

Luisa Ortega Díaz instó a los venezolanos a no decaer en la lucha. Desde su exilio en Colombia, la fiscal general de la República llamó a defender al Parlamento de los ataques del gobierno de Nicolás Maduro. “Están destruyendo la Asamblea Nacional y eso no lo podemos permitir. Se dejaron quitar la edificación y ahora los van a apresar a todos”, alertó.

Pidió retomar la ofensiva: “Están atacando la democracia, a la ciudadanía. Es nuestro deber hacer sentir que ese Parlamento es de todos”.

Señaló que los diputados están siendo juzgados sin fórmula procesal. “Ellos no han tenido derecho de ser oídos como establece la Constitución. Resulta que montan un procedimiento por flagrancia y después detienen a la persona. ¡Qué adefesio jurídico es ese! ¡Es un disparate! Han hecho lo que han querido con todos los poderes públicos”, manifestó.

—¿Usted plantea la toma de Miraflores?

—No. Lo que planteo es apostarse alrededor de Miraflores. La experiencia de Sudán es aleccionadora: hay que estar todo el día allí, hay que comer allí, hay que hacer una logística para que todo el mundo colabore y facilite las cosas. Ese es un objetivo concreto, pero hay que planificarlo. Hay que hacer acciones menores con conquistas antes de acometer eso último.

—¿Qué próximos pasos deberían darse para lograr una salida política?

—Yo sigo creyendo que Juan Guaidó juega un papel fundamental en todo esto. Creo que debería fortalecer el Frente Amplio. No importa dónde se haya estado o militado, adecos, copeyanos masistas, chavistas, toda la gente decente debe estar en esto, es una gran oportunidad. El requisito fundamental es ser demócratas y decentes.

—¿Un gobierno de amplitud?

—La oposición no es solamente la tradicional. Allí hay gente que fue militante del chavismo, gente demócrata, muy decente, que quiere un cambio. No puedes gobernar Venezuela si no incluyes a todos los actores, si no le das participación a toda la sociedad. El país debe verse representado en sus líderes. Todo el país está en contra de Maduro. Dentro de su mismo equipo hay quienes no lo quieren porque saben que destruyó el país. Hay que darle oportunidad a toda esa gente.

—¿No es eso lo que se está haciendo en este momento?

—Yo creo que no. Lamentablemente eso no está pasando. Yo desearía eso. Mi llamado es a la unión. Así no nos guste, la oposición tradicional y los disidentes del chavismo deben ir juntos, en función de la gobernabilidad del país. Han pasado muchas cosas y todavía sigue Maduro, entonces hay que cambiar la estrategia, hay que tomar otras medidas.

—¿Maduro sigue en el poder por las divisiones?

–En parte es por eso. En dividir, en sembrar odio y diferencias es experto Maduro, apoyado por los cubanos. Si tienes una oposición unificada va a ser más difícil derrotarla.

—¿Qué nombres debería considerar la oposición para un acercamiento?

—Solo te nombro algunos, a riesgo de que puedan perseguirlos: Rodrigo Cabezas, Sergio Sánchez, Miguel Rodríguez Torres y Héctor Navarro. La idea del Frente Amplio era muy buena. Ojalá se retome. Allí estaban la Iglesia, los trabajadores, los distintos factores políticos. Era una gran oportunidad para Venezuela y los venezolanos.

—¿Ha tenido contacto con Guaidó?

—Tengo excelentes relaciones con él, me parece un extraordinario líder, su discurso llegó a los venezolanos y logró movilizar a un importante sector del país. Me parece que es una persona muy transparente. Ese discurso incluyente me ha hecho acercarme a él. Esa es la vía, por ahí es el camino. Pero no solo con la retórica, sino con las acciones se debe impulsar esa amplitud, esa incorporación de todos. Legalmente es el presidente encargado porque el otro es el usurpador.

—¿Qué lectura hace de lo que pasó el 30 de abril?

—Indudablemente que ese alzamiento debilitó a Maduro y mostró la fractura que hay en las instituciones y en la Fuerza Armada.

—¿Hay molestia en los militares?

—Tan hay la fractura y el descontento que hay un número considerable de altos oficiales privados de libertad. Si esa fuera una unidad monolítica no estarían tantos militares presos y torturados por supuesta conspiración. Sus propios compañeros se han prestado para torturar. ¡Qué terrible, qué doloroso es eso!

—¿El gobierno de Maduro es capaz de cualquier cosa?

—Claro que sí. Maduro es un hombre inescrupuloso, no tiene límites para cometer delitos, atropellos, violaciones de los derechos humanos, es capaz de hacer cualquier cosa para mantenerse en el poder. Hay un plan de exterminio, fundamentalmente a través de los alimentos y los medicamentos. En los próximos meses no va a haber manera de alimentar a la población. Desmantelaron el aparato productivo y enriquecieron a las mafias. Hoy no hay dólares, ni alimentos, ni producción. ¿Qué va a pasar dentro de 2 o 3 meses en Venezuela? Va a ser un caos. Esta es una gran oportunidad para que incluso los que están al lado de Maduro reflexionen y analicen si van a permitir que esta crisis se perpetúe.

—¿Tiene aspiraciones presidenciales?

—No. Yo soy la fiscal general y voy a regresar como tal. Todavía me queda hasta 2021. Como fiscal general, como ciudadana venezolana, como demócrata estoy dispuesta a facilitar los entendimientos, a convertirme en un elemento que propicie todo aquello que sea necesario para salir de esta tiranía y que retornen la libertad y la democracia a Venezuela.

Loading...