Unos 6.000 venezolanos están en situación «vulnerable» en Brasil