Caracas sin agua es más que una ciudad de viviendas en caos. Hoy el colapso es aún más profuso y desemboca en el terreno académico. La escasez que, desde hace 77 días, mantiene de puertas cerradas los quirófanos del Hospital Universitario de la UCV, también envuelve al Jardín Botánico, una institución vecina que se niega a perder la mayor colección de plantas acuáticas del país por fuerza del racionamiento que ha recrudecido en 2018, reseña El Universal.

El desabastecimiento amenaza con extinguir un ecosistema que reposa en la Laguna Venezuela del Botánico. El reservorio, que es un esbozo del mapa del país y alberga 120 especies y variedades de Nymphaea, está en emergencia. Con 1,10 metros de profundidad, 980 metros cuadrados y una capacidad para represar un millón de litros de agua, exhibe la huella inaplazable de la sequía.

El especialista en plantas acuáticas y docente universitario, Miguel Castillo, enfatiza que no existe una especie en el mundo que no esté representada en ese lugar. Castillo, quien es licenciado en Biología y ejerce como curador de las plantas acuáticas del jardín de la UCV, explica que el problema se agrava con la evapotranspiración, un fenómeno natural que reduce el cuerpo de agua, por tratarse de un reservorio a cielo abierto.

VÍA LA PATILLA.

Loading...