Luego de haber vociferado por 20 años que jamás cederían ante las peticiones del Imperio, al gobierno de Maduro le tocó tragarse sus palabras cuando EEUU exigió inmediatamente la liberación del expreso político estadounidense Joshua Holt.

Es que los revolucionarios no lo pudieron evitar, y terminaron rindiéndose a los encantos del primer mundo.

Sin embargo, algo llamó la atención. Y fue la intervención de dos personajes que han sido un poco criticados por tener vínculos un poco dudosos con el Gobierno.

Pero a pesar que los funcionarios rojos rojitos se rindieron ante EEUU, no le crean a estos imperialistas que lo único que quieren es dañar la reputación al Gobierno.  No nos rendiremos nunca ante sus peticiones, o por lo menos eso afirma Maduro.

 

 

VÍA LA PATILLA.

Loading...