El primer centro asistencial del estado Táchira atraviesa su peor crisis, prácticamente todas las áreas están paralizadas ante la falta de insumos y el éxodo masivo de médicos y enfermeras.

Galenos, enfermeras, personal administrativo y obrero tomaron las calles para mostrarle al mundo la grave situación que, en materia de salud, se vive en Venezuela y de la que no escapa el estado Táchira.

“No podemos prestar la debida atención a los pacientes, se ha decidido sólo recibir situaciones de emergencia en el área quirúrgica, pacientes oncológicos y consultas para diagnósticos de cirugías de urgencia”, informó Régulo Lobo Jefe de Cirugía.

Dijo que se trata de una medida que busca resguardar la salud de Táchira, “estamos ante una grave crisis, no hay insumos médicos, no hay recursos y solicitarle los medicamentos a los pacientes si no se consiguen y si se consiguen están fuera del presupuesto de cualquier hogar”.

Destacó Lobo que todo el hospital está afectado y que ningún servicio funciona con normalidad. “Está afectado la unidad de hemodiálisis, emergencia, hospitalización, rayos x no funciona”.

“Los pacientes se están muriendo”

“Mi esposa tiene que ser intervenida quirúrgicamente y los médicos no pueden porque no hay camilleros, no hay enfermeras, hay una crisis humanitaria, yo le pido al presidente que vea esto, toda la gente se está yendo y no sólo en el área de salud es en todas las áreas”, indicó visiblemente afectado Cesar Olinto Parra familiar de paciente.

Señaló que están desesperados y que es imposible acudir a clínicas privadas con la grave crisis económica que se vive en el país.

“Pido a la comunidad internacional y al mundo que nos ayude, los venezolanos nos estamos muriendo y el gobierno hace caso omiso”.

70% del personal de enfermería ha renunciado

El éxodo más grande se ha presentado en el área de enfermería a diario se registran hasta 5 renuncias y no ha sido posible cubrir las vacantes.

“Estamos indignados. Tenemos quincenas de 89 mil bolívares y quien puede vivir con esos sueldos de hambre”, indicó Francia Pallotiny.

“El hospital paulatinamente ha ido cerrando por la inoperatividad en las diferentes áreas, no hay personal suficiente para atender a los pacientes cuando presentan crisis, paros, infartos, es imposible trabajar así”.

Más del 70% del personal ha renunciado o abandonado sus cargos para irse a otros países o para subsistir de otra manera.

Destacaron que además de la precaria situación en materia de salud los continuos cortes de electricidad han dañado los pocos equipos existentes en el centro de salud y que la vida de los enfermos cada vez corre más riesgo.

Vía CaraotaDigital.net

Loading...