Un hombre de nacionalidad venezolana fue arrestado este miércoles por hacerse pasar por médico e inyectar bótox sin tener licencia médica en dos clínicas en la ciudad de Doral, reseña El Nuevo Herald.

Samir El Charif promovía sus servicios cosméticos y su supuesta experiencia médica en su cuenta de Instagram donde tenía casi 3,000 seguidores.

Allí, publicaba con regularidad fotografías de sus pacientes, antes y después de los supuestos tratamientos recibidos, como prueba de sus buenos resultados.

Según la Policía de Doral, el hombre fue descubierto y detenido después que el Departamento de Salud de Florida recibiera a principios de febrero una denuncia sobre un supuesto médico sin licencia que trabajaba en la ciudad.

Vía LaPatilla.com

Loading...