Este martes participó la protesta que pacientes renales y familiares realizaron a las puertas de la sede del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), ubicada en el centro de Caracas, para exigir lo mismo que el resto de los afectados: que se les garantice el derecho a la vida a estos ciudadanos.

Por no encontrar insumos en el estado Trujillo, decidió trasladarse a la ciudad capital contra todo pronóstico. No tiene familia acá, tampoco el dinero suficiente para costear no solo pasajes, sino tampoco la alimentación y los suministros.

No pudo evitar llorar ante las cámaras de Caraota Digital al contar su historia. La única persona con la que contaba en Caracas, también murió por falta de diálisis y ahora la señora Olga no tiene ni dónde bañarse.

La noche de este lunes su hijo, quien está recluido en el hospital Domingo Luciani, se complicó. Aunque han pedido ayuda de los entes gubernamentales, todo ha quedado en promesas. Le envió un mensaje al presidente Nicolás Maduro: “Dé la cara y eche un ojo a estos pacientes que están muriendo”.

Vía Caraota Digital

 

Loading...