Los obispos de Barquisimeto y San Felipe, Antonio López Castillo y Víctor Hugo Basabe, respectivamente, pidieron a la Divina Pastora su ayuda para poner fin la hambre y la corrupción, los flagelos que más daño están ocasionado al pueblo venezolano.

Estas declaraciones encendieron las críticas del mandatario Nicolás Maduro, quien pidió investigar a los prelados por sus palabras “de odio” contra el gobierno.

Así lo dijo Maduro durante la presentación de su Memoría y Cuenta 2017 ante la Asamblea Constituyente, presentación que hizo violando las disposiciones de la Carta Magna que obliga a presentarla ante la Asamblea Nacional y no ante una instancia elegida sin el consentimiento de la mayoría de los venezolanos.

Durante las homilías en las respectivas misas que presidieron durante la visita 262 de la Divina Pastora a Barquisimeto, López y Basabe criticaron la situación que vive el país, lo que ocasionó vítores por parte de los millones de asistentes a las ceremonias.

En la celebración previa a la salida de la imagen del pueblo de Santa Rosa, López Castillo pedía a la Divina Pastora liberar a Venezuela del hambre.

“Divina Pastora líbranos del hambre, líbranos de la corrupción. No creemos en la miseria. Basta ya de hambre”, dijo López, duro crítico del gobierno nacional.

Al caer la tarde, durante la celebración de la Santa Eucarística presidida por monseñor Víctor Hugo Basabe, obispo de la Diócesis de San Felipe, éste criticó la situación de desabastecimiento de alimentos que atraviesa el país. Condenó el hecho de que haya “miles de venezolanos hurgando en la basura buscando un desperdicio para saciar el hambre”.

Manifestó que “jamas pensábamos los venezolanos que llegarían estos días aciagos que hoy vivimos en que los venezolanos serian los que tendrían que marcharse de su país buscando ser acogidos, protegidos e integrados en sociedades muchas veces hostiles a su presencia”.

Monseñor Basabe pidió la protección de la Divina Pastora a los venezolanos que se encuentran fuera del país y les envió un mensaje.

“A ustedes hermanos que hoy día están fuera les invito a mantenerse unidos a cristo y a buscar la protección de su santísima madre, también a tener presente que esta tierra los espera con los brazos abiertos. Aquí nunca serán extranjeros, aquí están sus seres queridos y sobretodo  aquí estará Venezuela esperándolos para que juntos emprendamos la tarea de reconstrucción de nuestro país, cuando esta peste que hoy nos azota sea parte del pasado”.

También se dirigió a los jóvenes que están pensando en emigrar a otros países

“No son ustedes muchachos los que tienen que irse, si alguien tiene que irse de Venezuela es el responsable de este desastre al que nos han conducido, si alguien tiene que irse es quien es responsable de que miles de niños hayan atravesado el límite de la desnutrición severa” puntualizó.

Por último el obispo de la Diócesis de San Felipe expresó “Divina Pastora de Almas a ti nos encomendamos, en tus manos ponemos a toda Venezuela y su futuro”.

Vía LaPatilla.com

Loading...