El calendario tan solo marca 15 días desde el inicio del 2018, y ya Anzoátegui suma 28 protestas de ciudadanos que reclaman por comida, así lo denunció el diputado a la Asamblea Nacional (AN), Omar González Moreno.

El parlamentario precisó que vecinos de sectores como Mayorquín, Los Tronconales, El Viñedo, La Aduana, Las Delicias, Tierra Adentro, La Charneca, y otras comunidades, han expresado su malestar por la ausencia de alimentos.

El alto costo de la vida, la escasez de comestibles y el fracaso del sistema de distribución de alimentos denominado los Clap, han sido los detonantes finales de la emergencia social que se sufre en Venezuela.

Sostuvo que el régimen venezolano aniquiló el aparato productivo nacional, promovió la destrucción del campo y allanó el terreno para la aguda crisis que se enfrenta el país.

Omar González indicó que la incapacidad del Gobierno nacional se manifiesta en consecuencias criminales para el país y en la destrucción del porvenir de la República.

“Cada día mueren neonatos en los hospitales, cada día aumenta el número de personas comiendo en los basureros, cada día mueren personas por inanición, y todo por un modelo que ha fracasado por completo”, sentenció.

Frente a la ola de manifestaciones por la carencia de productos de primera necesidad que se efectúan en Anzoátegui y en todos los rincones de la nación, el asambleísta precisó que el “general hambre derrocará al régimen”.

Hizo hincapié en recriminar la actitud violenta de los cuerpos de seguridad a la hora de reprimir las protestas por alimentos en diversas zonas y regionales.

“En Calabozo, en Catia, en Maracay, en Barcelona, en todas partes existe una sociedad airada y decidida a cambiar su realidad. El venezolano tiene hambre y esto no lo cambiará anuncios, diálogos o más mentiras de Nicolás Maduro”.

Aprender a no comer

El diputado por Anzoátegui acotó que el magisterio venezolano celebra el Día del Maestro con sus “estómagos vacíos” y con la convicción de seguir adelante por la libertad de Venezuela.

González Moreno felicitó a todos los trabajadores de la enseñanza y los invitó a mantenerse en pie ante los embates de un modelo social, político y económico que desea arrodillar a todos los sectores de la vida nacional.

Precisó que el Gobierno es enemigo del magisterio y agregó que por casi dos décadas el actual sistema ha condenado a la marginación tanto a los docentes como a sus alumnos.

“Pareciera que Maduro lo único que desea que los venezolanos aprendamos es a no comer, porque nos obliga a pasar hambre gracias a una revolución que no tiene sentido alguno”, finalizó.

Vía LaPatilla.com

Loading...