La producción ovina y caprina es una “alternativa económica” para suplir las necesidades alimenticias del país,  aseguró el ministro de la  Agricultura Productiva y Tierras, Wilmar Castro Soteldo.

Durante la transmisión de su programa, Castro Soteldo informó que dicho sector aumentó 63% su productividad  durante 2016 y 2017.

Indicó que las ventajas para los productores son “muy favorables”, ya que los planes de vacunación son “mucho más económicos  y no requieren insumos importados”.

Castro Soteldo añadió que el Ministerio de Agricultura Productiva y Tierras adelanta desde el año pasado un censo para determinar la cantidad de productores ovinos y caprinos que existen en el todo el territorio nacional.

Explicó que dicho registro ha avanzado 40%, dando como resultado de 133.453 cabezas de caprinos y 80.288 cabezas de ovinos.

Además, el ministro informó que el censo seguirá realizándose este año para “continuar avanzando en las políticas y planes que fortalezcan la producción de los pequeños y medianos productores ovinos y caprinos” de la nación.

En contraste, el presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Cabras Lecheras (Asocabra), Jorge Semidey, aseveró que la producción de la carne y la leche se redujo en más del 50% en el 2017.

El año pasado, Semidey dijo que el “fomento de la capricultura en el país jamás se había visto tan amenazada como en la actualidad”, al aludir a las dificultades del sector por la falta  de insumos  para la crianza de los animales.

Vía ElUniversal.com

Loading...