Familiares de los 15 presos políticos que se encuentran recluidos en la cárcel 26 de julio en el estado Guárico, están a las afueras del centro penitenciario esperando información tras el motín que se suscitó este sábado.

Reos comunes tomaron como rehenes a los presos políticos para exigir un traslado hacia la cárcel de Tocorón y de no acceder a sus peticiones, amenazaron con detonar granadas.

Junto a los familiares también se encuentran los abogados de la ONG Foro Penal Venezolano, Daniel Merchán y Dimas Rivas, para constatar la situación que se desarrolla en el penal desde esta mañana.

Vía LaPatilla.com

Loading...