La excandidata a la Alcaldía de Baruta, Griselda Reyes, pronosticó que será aterradora la situación que le espera a Venezuela de agotarse los inventarios de alimentos y otros productos de primera necesidad, como consecuencia de los “saqueos espontáneos o inducidos”, sin que hasta la fecha se haya estimulado la producción nacional.

“Solo retomando la producción nacional podremos satisfacer las necesidades de alimentación de los venezolanos. Saquear supermercados, panaderías e incluso a bachaqueros, es un acto que te garantiza el suministro de comida para hoy, pero que indudablemente significará el hambre de mañana, a menos que se empiecen a adoptar políticas destinadas a revertir este grave problema”, dijo en nota de prensa.

Reyes llamó la atención de las autoridades gubernamentales para que se enfoquen en resolver las demandas de gran parte de la población que hoy depende de los alimentos importados y que se expenden a través de los Consejos Locales de Alimentación y Producción (Clap), mientras se atienden las exigencias puntuales de los sectores dedicados a la actividad agrícola y pecuaria, que desde hace algún tiempo tienen un diagnóstico preciso de la situación.

“Despojar, a través de la violencia o mediante la rebaja compulsiva de precios impuesta por la Sundde, de los rubros que el propio gobierno no provee, atenta contra todo el ordenamiento jurídico vigente, pero lo más peligroso aún es que crea más escasez, más desabastecimiento y no resuelve el problema de la inflación”, señaló.

Esa tesis es complementada con su visión sobre lo que han sido las expropiaciones de industrias, empresas, comercios y tierras productivas por parte del Gobierno, lo que – dijo – llevó a que más del 70% de nuestro consumo provenga de las importaciones.

Explicó que hay muchas fallas por parte del Ejecutivo al extremar controles e impedir el libre funcionamiento de la economía. “Aquí hay muchos empresarios que reciben dólares preferenciales y no lo dicen, pero tampoco los utilizan para incentivar la producción nacional o para importar la materia que en principio notifican van a traer”. “De hecho, hay otros que consiguen acceder a las divisas preferenciales y luego las venden en el mercado al precio determinado por el paralelo. Esto les reporta ganancias extraordinarias”.

Finalmente, Reyes dijo que los controles para proteger a la población deben existir única y exclusivamente cuando estos van de la mano con la oportuna producción nacional de rubros, bienes y servicios de consumo masivo. “Y hay que detener las importaciones, limitándolas a lo estrictamente necesario, fomentando además la exportación de productos y servicio hechos en Venezuela”, destacó la información difundida.

Vía Caraotadigital.com

Loading...