Dignora Hernández, sub jefa de la fracción 16 de Julio  señaló que  la gestión oficial del año que culmina solo dejó sufrimientos, miseria y muertes a la familia venezolana: “el régimen demostró su ineptitud para resolver los problemas de la gente además de un odio sin límites al reprimir con crueldad a quienes haciendo uso de sus derechos ciudadanos  participaron en las diferentes manifestaciones en su contra, a la par de esto se levantó la fuerza gloriosa de un pueblo que mediante la activación de la protesta ciudadana en las calles demostró una profunda convicción democrática logrando con ello arrinconar a la dictadura,  para expresarse luego en la consulta popular del 16 de julio sobre el destino del país ”.

Para Hernández la “revolución”  salvó un año más en el poder gracias a misiones clientelares, el carnet de la patria, la represión desmedida y unas elecciones fraudulentas y por si esto fuera poco,  como regalo de fin de año se “cuadro” una negociación a su medida que le garantice su permanencia en el poder:   “el madurismo cierra este año con un balance aparentemente favorecedor en virtud de que solo le importa seguir siendo gobierno, mientras que  la sociedad venezolana lo cierra como uno de los episodios más tristes y difíciles de su historia en el que vio afectarse la estabilidad  familiar producto de la diáspora involuntaria,  la muerte de sus hijos a causa de las protestas, el hambre, la falta de medicinas y la inseguridad ,  además del  deterioro más que evidente de su calidad de vida.

Para la Diputada Hernández  el  2018  será un  año de definiciones en el cual la  dirigencia opositora tendrá que decidir de que lado está, pues a su juicio no se puede estar con el régimen y con el pueblo al mismo tiempo, eso es contradictorio, señaló:  “Venezuela  necesita una oposición comprometida que lo dignifique y que no se conforme con negociar en condiciones de desventaja con un régimen retorcido que  la doblega cada vez que le da la gana, mientras gana terreno; la sociedad venezolana ya se expresó en la consulta popular del 16 de julio  sobre el  destino que quiere  y dejó claro que rechaza y desconoce la constituyente madurista por inconstitucional y que demanda de la  Fuerza Armada Nacional y de los funcionarios públicos la defensa de la Constitución así como el respaldo a las decisiones de la Asamblea Nacional .

En opinión de la parlamentaria  es necesario redefinir los objetivos de  la oposición venezolana la cual debe dejar de ver en la unidad  solo una bandera electoral para convertirse en una plataforma que aglutine a cuantos trabajan por  el rescate de la democracia, propiciando mayor inclusión, abriéndose a la crítica constructiva, estimulando el dialogo interno, conectando los objetivos con  las acciones y sobre todo asegurándose de que cada uno de sus miembros compartan estos principios ” Sabemos que no existen  fórmulas mágicas para salir de la dictadura, por eso no caemos en el chantaje de quienes nos piden unas propuestas que no tienen, pero estamos convencidos que doblegarse ante el régimen tampoco es una opción, al menos no para la fracción 16 de Julio y para una inmensa mayoría de venezolanos:  la lucha digna, valiente y constante junto a la fuerza ciudadana,  esa misma que logró arrinconar al régimen es el camino a seguir, cualquier cosa fuera de ello es divagar y divagar es perderse, al menos en política: Concluyó. NP

Vía LaPatilla.com

Loading...