Los centros de votación lucieron solitarios durante toda la jornada electoral que estuvo plagada de denuncias de irregularidades. Y es que desde el voto asistido hasta el uso de recursos de instituciones públicas usó el oficialismo en las elecciones municipales celebradas ayer. Así lo reseña

Las votaciones iniciaron pasada las 6.00 de la mañana, y en algunos de los 1.338 centros de votación se retrasó hasta después de las 8.00 de la mañana por problemas técnicos puntuales.

En los llamados puntos rojos del Partido Socialista Unido de Venezuela se ofrecieron tiques de alimentación por 500 mil bolívares y premios que serían sorteados a quienes registraran su Carnet de la Patria.

Los buses del Metro de Maracaibo sirvieron para trasladar a los electores a sufragar. En el colegio Fe y Alegría La Chinita, en el sector Cuatricentenario de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, se vieron las unidades coordinadas por el comando oficialista.

En la parroquia Venancio Pulgar, ciudadanos votaron con el Carnet de la Patria tras alegar que no tenían la cédula de identidad. El voto asistido también fue recurrente en los centros así como la sustitución de los miembros de mesas principales acreditados por los llamados accidentales.

En el Centro de Educación Inicial Ivón Olga María Rubio, en la que votaban 639 electores en una mesa, los miembros del PSUV arribaron al lugar las 3:30 de la mañana y no permitieron el ingreso de los acreditados por la oposición.

En la Unidad Educativa El Descanso, Yeleida Paz, testigo electoral, denunció que en la mesa número 1 a las 8.30 de la mañana, el registro de voto eran 30 electores y todos fueron asistido. “La testigo del PSUV votó por todas esas personas ofreciéndoles una bolsa CLAP”.

Las irregularidades se repitieron en los municipios San Francisco, la Villa del Rosario, Mara, Guajira y los de la Costa Oriental del Lago, donde también prometía juguetes para los niños.

Puntual

A las 6.00 de la tarde inició el cierre de los centros de votación en Maracaibo. Así lo constató La Verdad durante un recorrido en Maracaibo, donde se verificó que en algunos puntos la gente llegó instantes después de que los militares del Plan República trancarán los portones, lo que desató el reclamo de la ciudadanía.

“A las 6.00 de la tarde pasamos a los poquitos que estaban en la cola. No había más nadie y por eso cerramos. Retírense del lugar”, dijo uno de los uniformados a las personas en la Escuela Cristóbal Mendoza, en la avenida Padilla de la ciudad marabina.

En el Colegio George Washington, del sector Belloso, el cierre fue a la misma hora. Ya no había electores en las afueras. Igualmente, algunos se acercaron cuando ya el portón estaba cerrado. Lo mismo fue en el Liceo Udon Pérez, en la avenida Santa Rita.

Militantes de la oposición y del oficialismo recalcaron una marcada abstención en la jornada en la que se eligieron los 21 alcaldes y el gobernador de Zulia que regirán el destino del estado para los próximos cuatro años.

Vía LaPatilla.com

Loading...