Debido a la crisis hospitalaria que vive el sistema de salud venezolano, en el servicio de neonatología del Hospital Materno Infantil, en Macuto, el personal médico y de enfermería se ve en la necesidad de meter hasta dos bebés en una incubadora para garantizarles la atención.

En el área de 24 horas solo hay 6 equipos operativos, una para el transporte, tres en la zona de intermedio y cuatro en cuidados intensivos, haciendo un total de 14 incubadoras en funcionamiento, sin contar las emergencias que se pudieran presentar, informó el diario regional La Verdad de Vargas.

“Algunas están dañadas porque tienen mal regulada la temperatura, otras les faltan empacaduras y piezas que todavía no se les consiguen porque son importadas”, comentó al diario el personal que labora en neonatología.

A esta situación se suma el “ruleteo” que deben realizar las parturientas por falta de medicamentos. El personal de neonatología aseguró que esta situación se debe a la inexistencia de Efedrina, medicamento utilizado para contrarrestar los efectos hipotensores de la anestesia raquídea o de otros tipos de anestesia por conducción no tópica.

“Este hospital, al igual que el José María Vargas, está trabajando con las uñas. Nuestra vocación nos obliga a dar lo mejor para atender a todas las madres, pero sin los insumos es imposible”, señalaron.

 

Vía: Caraota Digital 

Loading...