Todo un escándalo tenía un grupo de personas que viajaba hacia la estación Carapita del Metro de Caracas en horas de la noche del jueves, luego de haber participado en el cierre de campaña de la candidata psuvista a la alcaldía del municipio Libertador de Caracas, Erika Farías.

Según declaraciones ofrecidas a esta redacción por un cooperante, los ciudadanos, quienes aparentemente trabajan para la alcaldía y tenían franelas rojas, expresaron entre gritos y un mal comportamiento, su rechazo a la candidata impuesta por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)

“Fueron 34 días de andar recorriendo los barrios, nadie nos contó los problemas que tiene Caracas, fuimos a encontrarnos con el pueblo”, dijo Farías en su “encuentro con el pueblo” durante su cierre de campaña. Sin embargo, sus palabras están muy lejos de sus actos. En el video que nos hicieron llegar, los trabajadores que participaron en el cierre de campaña en la Plaza Diego Ibarra, aseguraron que en toda la jornada no les dieron comida y que solo les dejaron un container con agua.

“Con Erika Farías pasamos hambre todo el día”, fue la consigna que le crearon quienes reclamaban a todas anchas del vagón del servicio de transporte masivo, luego de gritar “Maburro, Maburro, Maburro”. La fuente aseguró que estos ciudadanos trabajan para la alcaldía Libertador, pero que no se encuentran en nómina y por eso existen los severos retrasos en los pagos, “pero eso no es de ahorita, eso es de hace tiempo ya”.

 

Vía ElCooperante.com

Loading...