Como parte del plan integral de fiscalización que se mantiene realizando la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), en varios estados del país y  tras la orden de reajuste de precio en un 50% menos, muchas personas madrugan y se apuestan a las afueras de los comercios para poder comprar.

Durante un recorrido realizado por el centro de Maracay, se pudo constatar que la mayoría de los locales se encuentran cerrados, mientras que en aquellos que abren sus puertas y mantienen la mercancía con descuento,  se ven largas colas de clientes que intentan ingresar para realizar sus compras. “Estamos desde las cinco de la mañana aquí para poder comprar unos zapatos y todavía no nos dejan entrar, están pasando de a diez personas solamente”, aseguró Marbil Gómez. Asimismo, denunciaron que en algunos comercios solo permiten cancelar los productos con efectivo.

La rebaja de precios en los calzados permite que los padres ya no sufran tanto y tengan más disponibilidad monetaria para adquirir zapatos para los estrenos de Navidad y fin de año.

Comerciantes sufren por las pérdidas generadas

Empresarios del comercio advierten que con la inflación que vive Venezuela y tras la rebaja de precios que han impuesto a algunas empresas, la situación es grave para el país por lo que el próximo años serán muchos los que no abran sus comercios.

Mohamed Aludi, encargado de una zapatería, denunció las irregularidades cometidas por funcionarios de la Sundde. “Aquí llegaron sin revisar las facturas de compra y mandaron a rebajar un 50%, eso es una quiebra total para nosotros que llevamos más de 30 años en Venezuela y vinimos a trabajar”. De igual forma destacan que los más afectados fueros las pequeñas empresas mientras que las grandes no recibieron multas ni ajuste de costos. Por otra parte, integrantes de la Cámara de Comercio de Aragua se encuentran evaluando la situación que ha afectado a los empresarios.

Vía ElPeriodiquito.com

Loading...