La arepa es el alimento por tradición del venezolano, hábito que se ha visto impedido por la escasez del recurso principal: la harina de maíz. Las areperas se mantienen abiertas “como un acto de valentía” ya que atraviesan una difícil situación por lo mismo, aunado a los altos costos de los rellenos.

El precio regulado es uno que le impone la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) a un negocio para que venda obligado, pero a nosotros los comerciantes no nos venden a ese precio“, expresó el dueño de una arepera caraqueña que pidió no ser identificado por represalias.

Los dueños entrevistados coinciden en lo mismo, el precio del pollo, la carne y el queso amarillo impiden que la arepa tenga un costo solidario al bolsillo del venezolano. “A una arepa le tengo que poner 200 gramos de queso amarillo, ¿a cuánto la voy a vender? ¿a 50.000?“, indicó señalando que el kilo se encuentra en 180.000 bolívares.

Rellenos como el pollo, que el kilo se encuentra en 30.000 bolívares y la carne, en 75.000 bolívares, merman después de ser cocidos. “Se termina usando entre el 25% y el 50%, por lo que termina saliendo más caro“, aseveró el comerciante señalando que probablemente deba cerrar en el 2018, otro por su parte expresó que ya estuvo cerrado yq eu solo por un crédito mantiene sus puertas abiertas.

Una arepa ronda entre los 30.000 y los 40.000 bolívares, lo que representa un 10% del salario mínimo. Desayunar en la casa es la opción

Via Caraota Digital

 

Loading...