La Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional (AN) en voz de su presidenta, Delsa Solórzano, afirmó que “Venezuela sigue siendo el país del mundo occidental donde más se violan los derechos humanos”.

Señaló que todo lo referente al tema está especificado en el informe realizado por el grupo parlamentario, que resume las arbitrariedades en esa materia cometidas por el Gobierno nacional durante el presente año. Indicó que el mismo resalta la represión ejercida por los cuerpos de seguridad del Estado durante en las manifestaciones antigubernamentales que tuvieron lugar durante los meses de abril y julio.

Aseguró que el Ministerio Público “está completamente inoperativo y no da respuesta a las víctimas de las protestas. Lamentablemente nosotros tenemos que decir, que así como no cumplió el señor Tarek Willian Saab en sus funciones como defensor del pueblo, en lo personal no tengo ninguna expectativa que cumpla como fiscal general”, cargo para el cual fue designado por la Asamblea Nacional Constituyente.

Asimismo, denunció que continúan sin respuestas los familiares de las víctimas de la denominada “masacre de Barlovento” y de la Operación de Liberación del Pueblo (OLP), en los cuales, de acuerdo a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, fueron asesinadas personas inocentes tras las detenciones realizadas en los allanamientos.

Por otra parte, el abogado Martín López Rios expuso las violaciones a los derechos humanos contra los estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Upel), mientras se encontraban detenidos en el contexto de las protestas contra el Ejecutivo.

Aseveró que uno de ellos, identificado como Christian Jiménez, fue violado con un tubo por tres funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), tras haber sido obligado a manosear a otros detenidos.

Vía Caraotadigital.com

Loading...