La mortalidad infantil creció 65% el último año en Venezuela, donde entre 5 y 6 niños mueren cada semana debido a la grave crisis alimentaria que afronta el país, denunció este jueves el diputado opositor Carlos Paparoni.

Paparoni manifestó que el país no está produciendo suficiente alimento y el Gobierno no cuenta con los recursos suficientes para importarlo. “Venezuela apenas tiene maíz blanco para 3 meses de producción de harina precocida. Por esta razón, en el 2018 van a existir 6 millones de venezolanos que no podrán comerse una arepa al día”, alertó el parlamentario.

De acuerdo a cifras presentadas por el diputado, durante el último año el país solo ha producido 10 % del arroz necesario para abastecer a la población, 13% de maíz, 17% de caña de azúcar y 28% de pescado. A su juicio “el Gobierno apostó a la corrupción y al poder político en vez de solventar nuestra crisis”.

El parlamentario de la tolda amarilla anunció que en los próximos días presentará un plan de trabajo para reactivar el sistema productivo del país, a la vez que aseguró que el tema de la crisis alimentaria será fundamental en las reuniones de negociación con el Gobierno nacional.

“Una de las cosas que más nos sorprende es que tengamos que ir a negociar el hambre de los venezolanos porque tenemos un Gobierno que pretende controlar a la población través del estómago”, dijo.

Paparoni consideró que el tema “es un punto central que debe darse porque no es solo la mortalidad infantil, no es solo la gente que come de la basura, sino todo lo que comienza a dibujarse en ese año tan negro para la crisis venezolana como lo será el 2018” finalizó.

Vía Caraotadigital.com

Loading...