Nicolás Maduro acusó el pasado viernes a los dos candidatos opositores que no firmaron un acuerdo de reconocimiento del resultado de los comicios del 28 de julio -Edmundo González Urrutia y Enrique Márquez- de planear un golpe de Estado para “cualquier momento”, de lo que asegura tener pruebas, que no mostró ni detalló.

“¿Para qué se inscribieron en las elecciones? ¿Para qué? Se inscribieron para tratar de embochinchar el país, de hacer daño otra vez a Venezuela y, creen ellos, intentar un golpe de Estado en cualquier momento, tengo pruebas, sé lo que estoy diciendo”, dijo Maduro durante un acto político en Monagas.

Según el vocero chavista, González Urrutia, aspirante de la principal coalición opositora -la Plataforma Unitaria Democrática (PUD)-, y Márquez, a quienes llamó “títeres de la oligarquía”, pretenden “gritar fraude” y generar “violencia y un golpe de Estado”, afirmaciones a las que Maduro recurre con frecuencia al hablar de la oposición.

En este sentido, pidió a sus seguidores “nervios de acero” y “máxima unión y movilización” ante “cualquier circunstancia”, para que gane “la paz en cada calle, en cada comunidad y en cada municipio”.

Recordó que él, que fue quien propuso dicho acuerdo, sí firmó porque quiere “la paz y lo mejor para Venezuela”, y porque está seguro de que va a “ganar por paliza, por nocaut” en los comicios.

Con información de EFE

Loading...