La administración de Nicolás excarceló este jueves al general de división retirado Ovidio Poggioli, exdirector de la Dirección General de Inteligencia Militar (DGCIM), involucrado en supuestos planes conspirativos, así como al teniente coronel de la Aviación Ruperto Sánchez y al coronel José Gregorio Delgado.

 

Sánchez y Delgado fueron señalados por estar inmiscuidos en la llamada Operación Jericó, también conocida como el Golpe Azul.

 

La excarcelación de Poggioli, quien fue detenido por funcionarios de seguridad en el estado Táchira, cuando cruzaban la trocha El Cañaveral, fue informada por La Patilla.

 

Así lo informó el periodista Javier Ignacio Mayorca el 27 de abril vía Twitter, quien indicó que junto al general de 70 años fueron arrestados el también general retirado Jorge Zedán Abude, de 70 años, y el guía Ángel Hernández, de 50 años, cuando ingresaban a Venezuela procedentes de Estados Unidos.

 

Posteriormente, familiares del general Poggioli denunciaron la “detención arbitraria” y posterior “desaparición forzosa” del exdirector de la DIM y aseguraban que él regresaba de EEUU tras vacunarse contra la Covid-19.

 

CONDENA CUMPLIDA

Por otra parte, el Foro Penal Venezolano informó de la liberación Sánchez, luego de pagar poco más de siete años de prisión.

 

La libertad del militar, así como las fotos del primer reencuentro con su familia fueron publicadas por la ONG en su cuenta Twitter.

 

De acuerdo con su defensa, Sánchez cumplió formalmente con toda su condena gracias a las redenciones judiciales (trabajo y estudios en prisión) y debió salir en libertad en agosto de 2019, pero el Tribunal Militar ignoró todas las solicitudes.

 

Sus familiares han denunciado que el teniente coronel tiene “varias condiciones difíciles de salud” desarrolladas en su tiempo en prisión, entre ellas una hipertensión recientemente diagnosticada y “una tos que no cesa” desde hace cuatro años, y de las cuales desconocen la causa.

 

El militar, que también tiene la nacionalidad española, estuvo más de cinco años preso en el Centro Nacional de Procesados Militares La Pica, en Monagas. Fue trasladado a la cárcel de Ramo Verde en julio del año pasado.

 

El teniente Sánchez fue apresado el 15 de mayo de 2014 por funcionarios de la DGCIM y condenado por un tribunal militar por el delito de instigación a la rebelión.

 

Su esposa, Kerling de Sánchez, manifestó en varias oportunidades que no había ninguna prueba contra él que demostrase el delito que se le imputaba. Por tanto, se producía de un modo injusto, sin sustento alguno. “Sin una foto, sin un vídeo, sin un audio, sin armas, sin ninguna prueba fue sentenciado por ese delito a siete años y tres meses de prisión”.

 

MÁS DE 7 AÑOS EN PRISIÓN

De igual manera, la periodista Mildred Manrique informó de la excarcelación del coronel Delgado minutos antes del teniente coronel Sánchez.

 

Delgado fue detenido por funcionarios de la DGCIM el 2 de mayo de 2014. Estuvo recluido en la cárcel militar de Ramo Verde.

 

Imputado por el delito de instigación a la rebelión y, sin prueba alguna, en un juicio plagado de irregularidades, según Foro Penal, fue condenado a 7 años y 3 meses de prisión, pena que cumplía en el Anexo Militar de La Pica, estado Monagas.

https://twitter.com/alfredoromero/status/1405619753511645184{/twitter

https://twitter.com/milmanrique/status/1405642961208160256{/twitter

Loading...