Por Robert Lobo

La nueva Asamblea Legislativa de El Salvador, dominada por los aliados de Nayib Bukele, tomó posesión este sábado y como primera medida destituyó a los jueces que integran la Sala Constitucional de la Corte Suprema, que había adoptado decisiones «incómodas» para el mandatario. Esto, no fue bien visto ni por la oposición ni la comunidad internacional.

A la destitución de los magistrados de la Corte Suprema se sumó también el cese del fiscal general de El Salvador.

Bukele, aseguró que esta medida es solo un proceso para «limpiar nuestra casa» e hizo un llamado a la calma a la Comunidad Internacional, luego de los señalamientos en su contra, al considerar estas acciones como un «asalto a la democracia» de El Salvador.

A nuestros amigos de la Comunidad Internacional: Queremos trabajar con ustedes, comerciar, viajar, conocernos y ayudar en lo que podamos. Nuestras puertas están más abiertas que nunca. Pero con todo respeto: Estamos limpiando nuestra casa.…y eso no es de su incumbencia”, respondió el mandatario a través de su cuenta en Twitter.

La polémica decisión del nuevo Legislativo salvadoreño se proclamó con 64 votos de los 84 que componen la Asamblea Legislativa los que votaron por la destitución de los magistrados y del Fiscal, que fueron electos por anteriores legislaturas.

Uno de los que se mostró en contra de la destitución de los jueces, fue el José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), quien señaló que «Harán todos los esfuerzos para que este asalto a la democracia afecte su relación con el gobierno de EEUU, el Banco Mundial, el FMI y el BID«.

Algunos congresistas estadounidenses, como el republicano Jim McGovern, expresaron de igual manera su reprobación ante las decisiones que ha tomado la nueva Asamblea Legislativa, de mayoría oficialista. McGovern, junto a otros congresistas como Norma Torres, han mantenido una postura de crítica contra el actual gobierno de Bukele.

Imagen
Corte Suprema de Justicia de El Salvador

Asimismo, el gobierno del presidente de los EEUU, Joe Biden, se pronunció al respecto, a través del Asesor para temas de América Latina, Juan González, quien rechazó la destitución de jueces de la Corte Suprema de El Salvador.

De igual manera, la subsecretario interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE. UU. Julie Chung, manifestó su preocupación por lo sucedido en El Salvador.

«Vemos con preocupación la propuesta de algunos miembros de la Asamblea Legislativa de destituir a los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de El Salvador. Un órgano judicial independiente es el cimiento de toda democracia; ninguna democracia puede sobrevivir sin eso«.

Bukele, se mostró de acuerdo con estas primeras acciones del Parlamento salvadoreño.

«En lo personal, estoy sumamente satisfecho con la primera plenaria y el debut de la @BancadaCyan. Falta mucho por cambiar en nuestro país, pero está claro que no pueden hacerlo todo en un día. Sé que la mayoría del pueblo salvadoreño espera con ansias la segunda plenaria«, manifestó.

Imagen
La mayoría de Bukele en Asamblea destituye a jueces del Constitucional y al fiscal general.
Loading...