Por Carola Brice√Īo/Thelatampost

La dictadura de Nicolás Maduro emitió una orden de captura y la incautación de bienes de José Ramón Pocaterra y Andrés Irigoyen Luna, directivos de la empresa petrolera Citgo, que fueron designados por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

La medida fue anunciada por el fiscal general del r√©gimen, Tarek William Saab.¬† quien precis√≥ que a los directivos se le imputaron los presuntos delitos de¬†conspiraci√≥n, usurpaci√≥n de funciones p√ļblicas, legitimaci√≥n de capitales, asociaci√≥n y obstrucci√≥n de la justicia.

‚ÄúSe solicit√≥ orden de aprehensi√≥n y¬†medida de aseguramiento consistente en la prohibici√≥n de enajenar, gravar bienes muebles e inmuebles, orden de allanamiento y de incautaci√≥n de bienes muebles e inmuebles contra los ciudadanos Jos√© Ram√≥n Pocaterra, designado ilegalmente como miembro de la junta directiva, y Andr√©s Felipe Irrigoyen, designado ilegalmente como nuevo presidente‚ÄĚ, dijo Saab.

En este caso, el régimen pedirá apoyo de la Interpol para la captura de los dos directivos.

Seg√ļn el fiscal de la dictadura, con la¬† junta Ad-Hoc de Citgo designada por el interinato,¬†se les habr√≠a impedido defenderse ante la demanda de la empresa minera canadiense Crystallex¬†en un tribunal de EEUU.

Esta acción de la dictadura se registra justo cuatro días después de que un tribunal de EEUU abrió la posibilidad de que se vendan las acciones de Citgo para pagar a Crystallex por la expropiación en 2011 de una mina de oro.

Por ese proceso debían pagarle a la empresa 1.200 millones de dólares.  Ahora la cifra se ha incrementado a 1.400 millones de dólares.

Loading...