Por José Bermúdez

En nuestro país son muchos los medios de Comunicación, periodistas y Actores Independientes que se les han cercenado su libertad de expresión desde el gobierno del Ex-presidente Chávez, cometiendo violaciones a la libertad de expresión.

Venezuela vive una de sus horas oscuras en cuanto a la crisis general. La realidad se intenta acallar con ataques permanentes a quienes pueden hacer efectiva la libertad de expresión, contemplada en la constitución nacional.

El Artículo 57 de la CRBV establece claramente que “toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas u opiniones de viva voz, por escrito o por cualquier otra forma de expresión y utilizar cualquier medio de comunicación y difusión, sin que se establezca censura”

Las constantes amenazas del Ejecutivo Nacional contra las emisoras y canales privados de radio y televisión; así como también, ocurrió en el pasado reciente en el cese de la concesión a Radio Caracas Televisión (RCTV) y los procedimientos administrativos abiertos contra los canales de tendencia opositora; todo ello llevan a pensar, acertadamente, que en el país, existencia una especie censura contraria a lo establecido en nuestra Carta Magna.

Recientemente, el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) pidió “respetar la libertad de expresión y asumir las críticas de manera tal que sean alertas para la gestión gubernamental y los organismos oficiales, antes de ofenderse por las críticas que se publican en los medios nacionales.

Sería apropiado revisar la parrilla de Venezolana de Televisión (VTV), ya que ese canal solo acepta las versiones de la realidad que ofrecen los partidarios del Régimen, y veta hasta las opiniones de sus propios aliados, si estos no son cónsonos con su manera de ver el país. Vale destacar que tiene en sus horarios de mayor audiencia,  espacios donde abundan los insultos personales, el mal gusto y las violaciones más graves a la ley Resorte.

Maduro tiene un récord en Venezuela de medios cerrados, programas censurados, periódicos aniquilados, además de gran cantidad de portales de noticias bloqueados.

En nuestro país ha ocurrido, desde la llegada del chavismo al poder principalmente desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia, la más escandalosa censura contra medios escritos, radiales, televisivos y portales de noticias.

Es absurdo que en un país donde las noticias no paran, los profesionales se enfrentan a distintas situaciones que les impiden, en mayor o menor medida, reportarlas libremente. La grave situación está documentada en informes de organismos multilaterales y de defensa de los DD.HH.

Las violaciones a la libertad de prensa, opinión y expresión en Venezuela han quedado escritas a fuego en los reportes de las organizaciones mundiales que defienden tales derechos.

– [x] En “solo 49 días”, entre el 13 de marzo y el 30 de abril del 2020, los cuerpos de seguridad propiciaron 27 casos de agresiones a la libertad de prensa, y las detenciones arbitraria se ubicaron como el plato fuerte del Estado en tiempos de cuarentena social.

Estas medidas abusivas ascendieron a 15 casos que privaron a 20 trabajadores de la prensa en los estados Miranda, Vargas, Cojedes, Táchira, Guárico, Apure, Delta Amacuro, Zulia y el Área Metropolitana de Caracas.

Según IPYS “en Venezuela, el virus de la desinformación se expande más rápido que el coronavirus Covid-19”.

El abuso del poder, las agresiones y amenazas, la desinformación, la opacidad y los mecanismos de censura, convirtieron al 2019 en el peor año para el ejercicio del periodismo en Venezuela, cuando se registraron 534 casos que acumularon 1032 violaciones a los derechos de libertad de expresión y acceso a la información pública de los periodistas y ciudadanos. En el 2020 parece que las estadísticas fueron peores.

Hubo 262 incidentes contra medios digitales. 97 casos con radioemisoras, 81 contra medios televisivos, 59 hacia medios impresos, 16 acciones contra agencias de noticias, y seis que afectaron a organizaciones no gubernamentales.

La ONG Espacio Público que dirige Carlos Correa, revela en el informe “Libertad de Expresión y Elecciones; Venezuela necesita condiciones” que en el 2019 “fueron cerradas 27 estaciones de radio, tres canales de televisión, dos medios digitales y dos medios impresos. Estos 34 medios se suman a una lista que supera los 200 medios cerrados desde el año 2004”.

Con esto se demuestra que en Venezuela desde hace años se viola la libertad de expresión y los medios recientemente padecen la peor de las censuras y agresiones a los trabajadores de la prensa.

Loading...