Por El “Gato” Briceño

Para que tanto esfuerzo económico del estado, para que estudiar tanto como toca -o tocaba- en la Academia Militar y así equipar y formar a los defensores de la soberanía y la integridad del pueblo venezolano, si al graduarse como oficiales entregan la patria a comunistas, terroristas y se dejan gobernar por ellos. Es cuantiosa la cantidad de dinero necesario para mantener a las fuerzas armadas y en tiempos de dictadura como ahora cuesta el triple pues hay que mantener a los jerarcas uniformados comprados para que sigan lamiendo las suelas y otras cosas de los amos cubanos. Carros, dólares, mansiones, prebendas en la venta de drogas, toda clase de beneficios son necesarios para mantener incólume su “lealtad” al régimen.

Es una gran pena saber que después de haber sido capacitados académicamente, con altos grados universitarios, para conocer al detalle sobre todas las materias geográficas, históricas, económicas, comunicacionales,  las líneas estratégicas de defensa, en resumen ser ejemplo de juventudes, todo ese aprendizaje y especialmente aquella “vocación” que los llevó a incorporarse en las filas gerenciales de la dirigencia militar se vaya al carrizo por ambición, bajeza, miedo y traducido en una sola palabra : Traición.

No ceso de espantarme cuando veo y escucho a los voceros castrenses de la tiranía expresarse con tal odio hacia los venezolanos, sus supuestos protegidos, es vergonzoso y humillante escuchar recientemente el pronunciamiento del General (debe tener jerarquía para cobrar en oro ante el Cartel de Los Soles) Samir Sayegh Assad jefe de la ZODI del estado Vargas, realmente me dió lástima y mucha pena ajena, no lo podía creer, fue preciso detenerme a repetir lo que leía para intentar comprender pues es inimaginable que un oficial de ese grado llegue a tal nivel de servilismo y contrario a los principios de humanidad y solidaridad que vive hoy día el planeta y especialmente nuestro país. Ese nivel de jalabolismo expresado a los dictadores y narcoterroristas más buscados: Maduro y Cabello jurandoles su lealtad eterna me perturba y me hace preguntarme cómo se deterioró esta reserva patriótica, si bien siempre hubo algunas debilidades en el estamento militar, no a tal extremo de entregar la patria a comunistas y terroristas.

Eso me motivó a investigar sobre la conducta de los militares desde el siglo pasado en Venezuela.

En el siglo pasado se produjo un contubernio o entendimiento no escrito, entre los sectores militar y civil que les permitía convivir ya que lo relevante para aquellos es que la Constitución del año 1961 les impedía la beligerancia política y también el derecho del sufragio. Hoy con la experiencia que hemos adquirido y como corredactor de la vigente Constitución concluyo que fue un grave error modificar lo concerniente a los derechos políticos de los militares y todo esto, ya no tengo dudas, Hugo-El Traidor-Chávez lo hizo con la planificación perfecta y el asesoramiento de Fidel Castro para darle el protagonismo a los militares en áreas que por tradición siempre fueron manejadas por civiles y que estaban especializados en esas áreas y por eso se obtuvieron medianos éxitos en muchas de esas políticas, pero la sustitución o la excesiva militarización de las áreas civiles fue para corromperlos o prostituirlos y así tenerlos chantajeados. Hoy estamos pagando las graves consecuencias pues el fracaso de los militares en la dirección del Estado hizo que el derrumbe económico sea estrepitoso que ha conllevado al gran sentimiento antimilitarista de toda la sociedad Venezolana y ese sentimiento de nuestro pueblo es también el resultado de su sangriento ataque a través de la represión y de las infinitas violaciones de los Derechos Humanos. No podemos negar que la institución militar gozó de un gran prestigio en el pueblo Venezolano de más de un 90 %, antes de llegar Chávez  y hoy eso se revierte a que el rechazo a los uniformados es de más del 90 %, con sobradas razones.

La lista de hechos y preguntas que dejo a continuación es apenas la mínima parte de un recordatorio para aquellos militares a los que les llegue la luz de la conciencia y necesiten hacer un acto de contrición. El sólo hecho de que el alto mando militar y los generales o jefes de ZODI reconozcan a un extranjero como presidente ya es un delito supremo violatorio de la actual Constitución,  tener a unos hijos/sobrinos sentenciados a 18 años de cárcel en los EE.UU por narcotráfico. ¿Quién puede creer que Nicolás y Cilia no sabían de los pasos de sus sobrinos que andan en aviones privados con anuencia militar, accesos y paso sin control en aeropuertos y aduanas del país?

Se perdió la independencia de la patria y todo lo deciden en la Habana ¿o es mentira que los mandonean los agentes cubanos? ¿También es mentira que en plena tragedia Venezolana en donde no hay gasolina permitan que la poca que se produce o se importe, salgan buques para Cuba descaradamente mientras millones de Venezolanos quedamos atónito de tanto descaro? ¿Es mentira que Fidel Castro siempre estuvo apoyando a la Guyana Esequiba ante la reclamación de Venezuela de los 155.000 kilómetros cuadrados en donde el gran traidor de la patria Hugo Chávez casi se los regaló, Maduro lo concretó y ustedes lo apoyaron?

¿Son mentiras las expropiaciones o confiscaciones de 5.000.000 millones de hectáreas, hoy improductivas?

La destrucción de nuestra principal industria PDVSA y sus refinerías y miles de cosas más ¿Es cosa de novela o ustedes no lo ven en frente a sus ojos?

¿Cómo puede ser posible que 15 narcocriminales están siendo solicitados por la justicia internacional después de 10 años de investigación objetiva y con su respectiva recompensa y ustedes los sigan apoyando?

En la lista de los más buscados está José David Cabello Rondón, hermano del capo Diosdado, este personaje es el administrador del Cártel de los Soles, jefe de las aduanas, aeropuertos y puertos de todo el país por donde sale toda la droga y aunque fue sancionado por la OFAC, ustedes los siguen protegiendo, sin la más mínima vergüenza.

Hoy podemos decir desde la cárcel del exilio y después de recopilar  con gran decepción esta  pequeña ayuda a la memoria de hechos que señalan sin duda y con mucha firmeza que un alto porcentaje de las Fuerzas Hambriadas Venezolanas son la peor peste que le ha caído a Venezuela en toda su historia patria ya que la libertad de nuestra moribunda población está en sus manos, la familia, sus hijos también están sufriendo el maltrato superlativo que ustedes alcahuetean sin piedad.

Mi denuncia es un arma  para horadar día a día las estructuras ya ahuecadas y a punto de caer de la dictadura, no paro de solicitarle a los mandos medios militares que son conscientes de la realidad que salgan de las filas de retaguardia y tomen posiciones de ataque  para dar el palo cochinero a esta banda de narcotraficantes, ladrones de nuestra patria.

Sigamos disparando sin tregua con lo único que queda LA PLUMA Y LA PALABRA

José Gregorio “El Gato” Briceño Torrealba/Valeria Briceño

Twitter: @josegbricenot /@valeriabricenot

Instagram: @josegbricenot/ valeriabriceñot

Loading...