El dictador Nicolas Maduro apareció este domingo en La Habana para participar en la clausura del ” Encuentro Antimperialista de Solidaridad por la Democracia y contra el Neoliberalismo” junto al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel y el primer secretario del partido único, PCC, Raúl Castro.

Después de adelantar las navidades en Venezuela este sábado, Maduro llegó a Cuba para repetir los eslóganes de los fallecidos dictadores Fidel Castro y Hugo Chávez en unas jornadas donde el régimen de La Habana insistió en culpar a Estados Unidos de todos los problemas en América Latina.

En su discurso el actual gobernante de Venezuela recordó el debilitado Socialismo del Siglo XXI impulsado por Chávez y Castro, y dijo que las protestas en Chile están pidiendo un cambio del modelo neoliberal, así como las elecciones en Argentina en las que ganó el candidato Kirchnerista Alberto Fernández.

El dictador alabó el ejemplo de Cuba durante el Período Especial de los noventa y cerró filas con el régimen de la Isla contra las medidas de Estados Unidos, al que calificó junto a la derecha de América Latina de “estúpidos” por señalarlos a él y a Raúl Castro como incitadores de las protestas en la región.

Maduro criticó también al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, por dejarse manipular y querer separar a los pueblos de ese país y Venezuela. Este país recientemente desconoció a los diplomáticos chavistas y sí a los del presidente interino Juan Guaidó.

Sin embargo, agregó que el mandatario electo de Argentina y el mexicanos Andrés Manuel Lopez Obrador son  un segundo frente progresista “que va a desempeñar un papel clave en América Latina contra el neoliberalismo, en tanto destacó como un tercer frente el conformado por los movimientos populares, que están en las calles en Brasil, en Ecuador, en Colombia y en Chile”.

Para Maduro el frente de resistencia principal es la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) con Cuba, Venezuela, Nicaragua al frente.

Desde Estados Unidos, por su parte, consideran a estos países como ” la troika de la tiranía”, como dijo John Bolton, el exasesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump.

En el encuentro, Díaz-Canel afirmó –entre otros eslóganes– que “cómo no me voy a reír de la OEA, si es una cosa tan fea, tan fea que causa risa” ante el aplauso de los presentes. La Organización de Estados Americanos es una de las que constantemente denuncia la falta de derechos humanos en esos países  y otros del continente.

El  ratificado gobernante cubano fue uno de los pocos que  apareció en Venezuela en el pasado Foro de Sao Paulo celebrado en Caracas. Otros como el boliviano Evo Morales dejaron solo a Maduro frente a ese encuentro de la izquierda radical.

Loading...