Diosdado Cabello, diputado a la Asamblea Nacional (AN) electa el pasado 6 de diciembre y primer vicepresidente del PSUV, se refirió nuevamente a su juicio contra El Nacional, después de que un tribunal del Área Metropolitana de Caracas emitiera una medida de embargo ejecutivo contra la sede del medio de comunicación.

 

Para Cabello, la valoración que hizo el tribunal sobre la propiedad de El Nacional no corresponde con el estado de la infraestructura, ya que al ingresar encontró en mal estado la edificación.

 

La Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) estableció la deuda de El Nacional en 237.000 petros, equivalentes a 13,3 millones de dólares.

 

Sin embargo, el tribunal capitalino que emitió la orden de embargo tasó el valor de la sede en apenas 7.962.261 dólares; por lo que los dueños del medio aún debían cancelar otros 5.373.728 dólares.

 

A pesar de que la valoración no cubre la totalidad del monto demandado, Cabello considera que el valor del edificio es aún menor.

 

“Los jueces tasaron un valor inicial pensando que había algo que valiera la pena, pero ahí no hay nada, eso son cuatro paredes. Se robaron hasta el tablero del ascensor y la imprenta la desmantelaron. Ese señor (Miguel Henrique Otero) tomó la decisión de desmantelar ese periódico y la sede es solo un caparazón”, razonó en su programa semanal Con El Mazo Dando.

 

GALPONES Y UNA CASA

En este sentido, el llamado número dos del oficialismo solicitó que revisaran el valor de la edificación y los tribunales embargaran otras propiedades del presidente editor de El Nacional para cubrir la deuda.

 

“Yo he pedido que se reconsidere porque eso no es el valor que está ahí. Además, hay otros títulos, unos galpones por ahí, una casa por allá”, insistió.

 

Cabello rechazó las críticas que surgieron tras el embargo por parte de distintas figuras públicas y organizaciones a nivel nacional e internacional, que consideraron la toma de la sede como un atropello a la libertad de expresión en el país.

 

“Los tribunales actuaron, ellos no quisieron pagar y se tomaron las instalaciones en santa paz. Algunos son tan caras de tabla… ¿El Nacional tiene derechos y yo no? ¿No tengo derecho a defenderme? La justicia tarda, pero llega”, sostuvo.

 

Por otra parte, también negó que la toma de la sede tuviera relación con un sabotaje al posible diálogo en el que participarían la oposición mayoritaria y la cúpula oficialista.

 

“Dicen que estoy saboteando los acuerdos de salvación nacional ¿Cuáles acuerdos? Yo tengo seis años en esta batalla, desde el 2015”, afirmó.

Loading...