La oposición venezolana aseguró este martes (14.09.2021) que continuará el diálogo con el gobierno, pese a la inclusión de Alex Saab – presunto testaferro del presidente Nicolás Maduro preso en Cabo Verde- a la mesa de negociación, ya que considera solo responde a una “estrategia de defensa” ante el proceso judicial en el que EE.UU. lo reclama.

La delegación chavista pretende que Saab, un empresario de origen colombiano, forme parte del proceso de diálogo que tiene lugar en México.

Saab, a quien la justicia estadounidense solicita por lavado de dinero, es un cercano colaborador del presidente Nicolás Maduro, que le dio la nacionalidad venezolana, título de embajador y tacha su detención de “secuestro”.

“Nosotros vamos a oficiar de inmediato a los facilitadores del gobierno del reino de Noruega, a los países acompañantes (…) y también al jefe de la delegación del sector opositor que está sentado en México, el doctor Gerardo Blyde, a fin de informarles de esta decisión del gobierno bolivariano”, informó este martes el jefe la representación chavista, Jorge Rodríguez.

Oposición: peligrosa “guerra de micrófonos”

En un comunicado, la opositora ‘plataforma unitaria’ calificó la decisión de “una estrategia de defensa del régimen (de Maduro) ante el proceso judicial entre dos países”.

“Convertir este proceso en una guerra de micrófonos o debate en medios, le hace mucho daño a la negociación”, dijo en el texto.

“Estamos en la presencia de una situación que puede complicar esta mesa de negociación”, explicó a la AFP el analista político Oswaldo Ramírez, de la firma ORC Consultores. “Puede ser la excusa del régimen de Nicolás Maduro para frenar el proceso”.

Por otra parte, consideró Ramírez, el gobierno de Maduro puede buscar “que sea la alternativa democrática quien se levante de la mesa y trate de generar un veto por la presencia de Saab”.

El gobierno vetó con éxito a uno de los miembros de la delegación opositora, Carlos Vecchio, representante de Guaidó en Washinghton, que fue sustituido por el exdiputado Freddy Guevara.

La investigación contra Saab

Detenido durante una escala técnica de su avión en Cabo Verde a mediados de junio de 2020, Saab es acusado por Estados Unidos de manejar una vasta red para que el presidente Nicolás Maduro y su gobierno pudieran desviar en su beneficio ayuda alimentaria con destino a Venezuela.

Junto con su socio Álvaro Pulido, también solicitado, Saab habría presuntamente transferido 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas extranjeras de su propiedad o bajo su control. Encara hasta 20 años de cárcel si es hallado culpable.

El Tribunal Constitucional de Cabo Verde autorizó hace una semana la extradición de Saab, que ya agotó todos los recursos de apelación. De momento se desconoce cuándo se producirá su envío a territorio estadounidense.

El gobierno de Maduro ha luchado incansablemente para evitar su extradición. Ya estando bajo custodia lo nombró embajador ante la Unión Africana.

El chavismo exige en la mesa de diálogo que se levanten las sanciones impuestas por los países que no reconocen la elección del presidente Nicolás Maduro en 2018, mientras que la oposición exige un cronograma electoral, que incluya las presidenciales, previstas en principio para 2024.

Está previsto que se celebre una tercera reunión del 24 al 27 de septiembre próximo, pero es difícil prever cómo será la participación de Saab.

Alejandro Ramírez Saavedra
CEO
NOTIEXPRESSCOLOR.COM

Loading...