El fondo de ayuda a la reconstrucción tras las inundaciones del oeste alemán podría situarse entre los 20.000 y los 30.000 millones de euros, según el primer ministro de Renania del Norte Westfalia y candidato conservador a la cancillería alemana, Armin Laschet.

Únicamente en lo que respecta a ese estado federado, los costes destinados a paliar la catástrofe se estiman en 13.000 millones, mientras que el resto corresponderá al vecino Renania Palatinado, el más afectado, donde murieron unas 140 personas del total de más de 180 en todo el oeste alemán.

Laschet lanzó estas estimaciones en la cámara regional de Renania del Norte Westfalia, el “Land” más poblado del país. De acuerdo con los cálculos aún provisionales, más de 150 escuelas sufrieron daños al desbordarse los ríos, a lo que se suman unas 200 guarderías y consultas médicas. Asimismo, quedaron destrozadas estaciones de trenes, hubo importantes daños en la red de ferrocarriles, así como en carreteras, autopistas y puentes.

En Renania Palatino, las aguas se llevaron por delante casas y barrios de algunas poblaciones, especialmente en el valle del río Ahr, afluente del Rin. Ahí se produjeron más de 140 víctimas mortales, derivadas de una catástrofe presuntamente multiplicada por errores humanos, un asunto ya en manos de la Justicia.

El Gobierno federal aprobó ya un primer paquete de ayuda urgente a los damnificados por 300 millones de euros, que se repartirán entre la administración central y los estados afectados. A la ayuda a la reconstrucción contribuirán el total de los 16 estados federados, además del Estado central.

Alejandro Ramírez Saavedra
CEO
NOTIEXPRESSCOLOR . COM

Loading...