El presidente ruso, Vladimir Putin, consideró “ridículas” las acusaciones de que Moscú está detrás de los ciberataques contra Estados Unidos, y se mostró dispuesto a negociar con Washington un intercambio de prisioneros, en una entrevista con la cadena NBC transmitida este lunes 14 de junio, dos días antes de la cumbre con su homólogo Joe Biden.

 

El mandatario estadounidense acude al encuentro del miércoles en Ginebra tras reunirse con sus aliados del G7, la Unión Europea y la Otan y en momentos en que la tensión entre Washington y Moscú está en el nivel más alto en años.

 

Putin pidió “previsibilidad y estabilidad” en las relaciones ruso-estadounidenses, afirmando que era “algo que no hemos visto en los últimos años”, en tanto que describió al expresidente Donald Trump como “extravagante” y un “individuo talentoso”.

 

Ante la pregunta de si Rusia estaba librando una “guerra cibernética” contra Estados Unidos, Putin respondió: “¿Dónde están las pruebas? Esto se está volviendo ridículo”. “Hemos sido acusados de todo tipo de cosas, injerencia electoral, ataques cibernéticos, etc., y ni una sola vez, ni una, se molestaron en presentar algún tipo de evidencia o prueba, solo acusaciones infundadas”, agregó.

 

Una de las eventuales pruebas que tendría Estados Unidos sobre los ciberataques rusos es el hecho frecuente de que compañías estadounidenses, incluyendo una importante red de oleoductos, se vieron afectadas por ciberataques en los últimos meses, lo que obligó a cierres temporales hasta pagar rescates por los sitios web, informó AFP.

 

Dentro de los otros temas que abordó el mandatario ruso se encuentran la posibilidad de un intercambio de prisioneros con Estados Unidos, un tema que está en la agenda del encuentro. Además de la represión ejercida contra la oposición en Rusia.

Loading...