La mansión en Acapulco de Luis Miguel sigue dando de qué hablar, no solo por su estado de abandono, sino además porque podría generarle una demanda.

Javier Francisco Guatemala, exempleado de El Sol, está pensando llevarlo a la corte tras acusarlo de no pagar sus honorarios.

“Se siente la frustración de haber trabajado toda tu vida y creo que todos trabajamos por algo”, comentó al programa Suelta la Sopa. 

LUIS MIGUEL: LAS DEUDAS

En su testimonio, el demandante reveló que estuvo a cargo de la seguridad de la mansión de Acapulco por más de 28 años. 

Sin embargo, a pesar de que el intérprete de La Incondicional acumuló una gran fortuna gracias a su trabajo, le debe a su exempleado al menos diez años de salario. 

Guatemala comentó que fue destituido de su cargo en 2012 sin indemnización, razón que lo impulsó a demandar al mexicano por despido injustificado. 

Explicó que desde que Luis Miguel vendió su mansión en Guerrero perdió todo contacto con él; por lo que exige el pago de más de 500 mil pesos (25 mil dólares).

“La demanda es porque cuando él se fue, perdimos comunicación, y ya de ahí me contactó su secretario personal, José Madera, y ya no me empezó a llegar el dinero. Me cortaron la luz, a los empleados les debía siete, ocho meses de salario”, expresó.

Javier Francisco dijo que la última vez que vio a Luis Miguel fue cuando éste le pidió ayuda para gestionar la mudanza de la mansión. Reveló además, que dado el tamaño de la propiedad, esta requería un alto costo de mantenimiento.

“Era una belleza, la casa contaba con tres albercas, tres jacuzzis y ya estaban hechos”, sentenció.

Hasta el momento, los representantes del artista no se han pronunciado sobre la denuncia laboral, la cual generó conmoción en redes sociales.

Alejandro Ramírez Saavedra
CEO
NOTIEXPRESSCOLOR . COM

Loading...