Entre 2015 y 2016, durante la gestión de Tareck El Aissami como gobernador de Aragua, se inició la rehabilitación del parque deportivo más antiguo de la ciudad y cantera de deportistas. A la fecha, pese a reiterados anuncios de reapertura y nuevas inyecciones presupuestarias, sigue cerrado.

Maracay. El parque deportivo Santos Michelena es uno de los más antiguos de Maracay. Ha sido cantera de beisbolistas de talla mundial como David Concepción, además de un espacio natural que alberga más de 700 especies de árboles como el flamboyán o el araguaney, el samán, la caoba, el cedro y el pardillo.

Quienes tradicionalmente han sido usuarios del parque temen no poder volver a disfrutarlo. Tenemos derecho a la recreación, el parque es de nosotros, de la comunidad, de los niños y de los deportistas. Exigimos su reapertura inmediata, es el clamor general de residentes de comunidades de Maracay como la Coromoto, José Félix Ribas, 23 de Enero y Caña de Azúcar, que denuncian, además, su aparente privatización.

“No queremos que pase como ocurrió con el estadio iberoamericano”, cuestiona Omar López, dirigente deportivo de la comunidad del 23 de Enero. “Este parque ya lleva dos períodos gubernamentales en recuperación y sigue cerrado. Las remodelaciones hechas hasta ahora se deterioran porque no se usan. Los deportistas y asociaciones deportivas de las comunidades queremos retornar y hacer vida en el parque como antes porque estas instalaciones son del pueblo”.

Para López, la rehabilitación del parque Santos Michelena se ha convertido en un elefante blanco, pues durante años ha permanecido cerrado aunque en constante remodelación, sin que los trabajos hayan sido sometidos a una contraloría social.

“Liberen estos espacios que están secuestrados para la comunidad y el sano disfrute del deporte”, es la exigencia del dirigente deportivo.

Lo secundan padres y representantes de la escuela de béisbol Caribe, que por 10 años usó esos espacios para el entrenamiento de más de 100 niños de comunidades humildes y que hoy deben practicar en cualquier sitio, pues desde hace cuatro años fueron desalojados del parque. Más de siete escuelas de béisbol que hacían vida en el parque corrieron la misma suerte, así como algunas escuelas de fútbol.

Impiden entrada con disparos

La privatización de este espacio público y natural no ha sido anunciada oficialmente por el gobierno regional, responsable de su administración y cuido. Sin embargo, para los habitantes de sectores populares como 23 de Enero, La Coromoto, José Félix Ribas y hasta Caña de Azúcar, es un hecho que al parque Santos Michelena solo pueden ingresar algunos privilegiados. Los usuarios tradicionales ya no tienen acceso a las instalaciones y cuando han intentado ingresar, se les ha prohibido la entrada, inclusive con disparos al aire, denuncian.

En noviembre de 2018, varios niños, incluyendo a mi hijo, vieron la puerta del parque abierta y decidieron entrar para jugar. Minutos después salieron despavoridos cuando funcionarios de la policía municipal hicieron disparos para que se salieran, cuenta Elizabeth Rent, habitante de la zona y madre de un adolescente.

“Este parque es público, aquí venía a caminar todos los días porque es uno de los pocos espacios naturales que quedan en Maracay, pero desde hace más de cuatro años está cerrado y la entrada está prohibida, afirma Sigfredo Barroso, un trabajador jubilado del antiguo INOS”.

Uso popular

El parque Santos Michelena ha sido por más de 30 años un espacio abierto en donde confluían no solo deportistas, sino también familias que apostaban por el esparcimiento al aire libre los fines de semana o a la celebración de cumpleaños y fiestas infantiles.

“Este parque me ha salvado la vida dos veces en dos oportunidades distintas de mi vida en las que he sufrido depresión. Caminar, respirar el aire, ver nuestras montañas me ayudó a sobreponerme. Por eso quiero que lo abran nuevamente. Ya basta de mantenerlo cerrado, comenta Isabel Machado, vecina de La Coromoto”.

La dirigente municipal de Voluntad Popular y profesora de educación física Zuleima Siso coincide con que el parque se ha convertido en propiedad privada y de uso exclusivo de solo algunas academias deportivas privadas.

“Le estamos preguntando al gobernador de Aragua, Rodolfo Marco Torres, y al expresidente del Instituto Regional del Deporte, Carlos Guillén, por qué los niños, los abuelos, los deportistas y la comunidad maracayera no pueden entrar a este parque”, dice tajante.

Remodelación costosa e interminable

En 2013, durante el período de Rafael Isea, se anunció una inversión 2,1 millones de bolívares para la rehabilitaron de 6 canchas deportivas en el parque Santos Michelena: 4 de baloncesto, 1 de voleibol y 1 de fútbol sala. Los trabajos incluían pintura de superficie y trazado de la cancha, sustitución de postes, instalación de tableros acrílicos, aros hidráulicos y mallas.

En julio de 2015 a través de la empresa gubernamental Aragua, Canteras y Minas (Aramica) se invirtieron además, 4.525.868,45 bolívares para el acondicionamiento de cancha de usos múltiples, aducción de agua e hidroneumático y de riego, de acuerdo con lo aprobado en su momento por el Consejo Legislativo del estado Aragua.

En febrero de 2016, durante la gestión de Tareck El Aissami como gobernador de Aragua, se inició la intervención de tres parques del estado Aragua: la plaza Parque Bicentenario, el parque Agustín Codazzi, en Cagua, municipio Sucre, y el Santos Michelena.

Pedro Maldonado, para entonces presidente de Aramica, anunciaba en diciembre de 2016, que el parque Santos Michelena sería reabierto al público durante el primer semestre de 2017, pues los trabajos presentaban un avance de 85 %.

Sin embargo, en noviembre de 2016, Nicolás Maduro anunciaba la aprobación de 390.195.500 bolívares, para la tercera fase del proyecto de rehabilitación que incluía “la construcción de nuevos espacios, remodelación de áreas públicas emblemáticas, cercado perimetral iluminado (que ya existía), recuperación de jardines, instalación de sistema de riego, rehabilitación de los bohíos, acondicionamiento de 3 estacionamientos, instalación de 14 torres de alumbrado, rehabilitación de caminerías y pista de trote, construcción de 2 campos de béisbol de grama artificial y 2 para su rehabilitación, así como la construcción de 2 campos de fútbol de grama artificial y la rehabilitación de canchas de usos múltiples”, reseña un video institucional publicado en abril de 2016 por Aramica, conjuntamente con el Instituto Regional del Deporte del estado Aragua (Irda) en ese momento bajo la presidencia del ex grande liga, expresidente de los Tigres de Aragua y presidente de la Academia de béisbol, Carlos Alfonso Guillén.

Bajo la gestión del actual gobernador, Rodolfo Marco Torres, las obras han continuado y el parque santos Michelena sigue cerrado. En julio de 2018, Marco Torres anunciaba una nueva inversión presupuestaria por el orden de los 70.000 millones de bolívares, de acuerdo con una reseña periodística publicada en el diario El Aragüeño el 4 de julio de 2018. Prometía el mandatario, que se “reforzaría la cantidad de funcionarios de la Guardia Patrimonial que prestan servicios en este parque para garantizar el resguardo de todos los visitantes y de las instalaciones del lugar”.

Loading...