Un entramando de corrupción queda al descubierto tras una aparente operación de venta de chatarra que, en realidad, esconde un fraude mediante el cual se estaría haciendo pasar por desecho un reactor de PDVSA que está operativo y dejaría milmillonarias ganancias a los protagonistas de esta negociación, de acuerdo a lo reseñado por Venezuela al Día.

Por: Maibort Petit | Venezuela al Día

Aun cuando existen normas expresas que lo prohíben, en la Refinería El Palito procedieron a la desincorporación de un reactor, que fue vendido como chatarra a la empresa mercantil Recuperadora de Materiales Platinum C.A., operación con la que violaron un decreto de la Presidencia de la República que prohíbe la exportación de materiales estratégicos. Una venta que se hizo por 25 millones de bolívares pero que podría significar ganancias milmillonarias en dólares para sus beneficiarios y, lo peor, escondería un fraude en razón de que el aparato en cuestión se encuentra realmente operativo.

Los encargados de tomar decisiones en el complejo refinador de Petróleos de Venezuela S.A., tenían conocimiento de la normativa toda vez que existe una circular del SENIAT identificada bajo el Nº 000070, de fecha 17 de abril de 2018, dirigida a los gerentes de aduanas, en la cual se hace referencia al Decreto Nº 2.795 de fecha 30 de marzo de 2017, publicado en Gaceta Oficial Nº 41.125, de la misma fecha, en el que el Presidente de la República establece restricción para la exportación de los materiales estratégicos, entre los que se mencionan residuos sólidos de aluminio, cobre, hierro, bronce, acero, níquel, y demás metales comunes o chatarra ferrosa en cualquier condición.

VÍA LA PATILLA.

Loading...