Ismael García, diputado a la Asamblea Nacional, manifestó que Nicolás Maduro debe desalojar Miraflores, y ponerse a derecho con la justicia nacional e internacional para pagar por sus delitos de corrupción, complicidad y violación a los derechos humanos, al tiempo que advirtió que cuando en nuestro país haya un adecentamiento del sistema judicial, debe ser inhabilitado de por vida porque representa una vergüenza nacional.

En este sentido puntualizó que escándalos como el de Odebrecht, le han costado la presidencia a varios gobernantes en América Latina y su enjuiciamiento, y Nicolás Maduro que está señalado por los propios dueños de la empresa de haber recibido 50 millones de dólares para su campaña presidencial, no está en condiciones de volver a postularse a nada y debe ser inhabilitado de por vida.

En este orden de ideas puntualizó que a su juicio a Nicolás Maduro no hay que pedirle que renuncie, ni que abandone el cargo, porque ya la Asamblea Nacional legítima electa por el pueblo venezolano, lo desconoció como presidente de la República de manera constitucional.

La Asamblea Nacional en un acto absolutamente en correspondencia con la responsabilidad y atribuciones que nos otorgó el pueblo en diciembre de 2015 cuando nos eligió sus diputados, decidió desconocer no sólo el fraude elctoral del pasado 20 de mayo, sino que también lo desconoció como presidente de la República, por tanto sería una redundancia jurídica exigirle la renuncia a un cargo que ocupa de manera írrita, por la complicidad de los organismos del Estado que dieron la espalda a la institucionalidad y a la justicia en Venezuela, aseveró.

Advirtió además que no le extrañe al país que el Tribunal Supremo de Justicia “chimbo”, en las próximas horas emita una sentencia para juramentar hoy mismo a Nicolás Maduro como presidente de la República y no el 10 de enero como contempla la legislación venezolana. “Ese TSJ chimbo tiene montado desde ayer un show, cuando por correo electrónico suspendió la sesión especial para la proclamación del usurpador Nicolás Maduro, interpretando de manera acomodaticia la Constitución Nacional”, alertó al país y al mundo.

Asimismo, el abanderado de la unidad democrática dijo que cualquier organismo del Estado que se preste para reconocerlo como presidente, está actuando al margen de la ley, de la institucionalidad y de la voluntad popular. “Todo el mundo ha desconocido a ese gobierno autoritario, autócrata que a través de elecciones arregladas, pretende dar legalidad a un gobierno forajido y al margen de la ley”, recalcó.

Aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a quienes se hacen llamar líderes de la oposición y que insisten en acudir al Tribunal Supremo de Justicia “chimbo”, a un Consejo Nacional Electoral “inmoral” y a un Ministerio Público “usurpador”, a cantar fraude por lo ocurrido el 20 de mayo. “No sigan haciéndole el juegal gobierno, dándole legalidad a instituciones deslegitimadas por su accionar al margen de la ley”, apuntó.

Hoy lo que está planteado tanto desde la comunidad internacional, así como del glorioso pueblo de Venezuela, es exigirle a Maduro que desaloje Miraflores; y que se convoquen unas elecciones transparentes, confiables y con el reconocimiento internacional. Los venezolanos debemos unirnos en torno a este planteamiento, porque en Venezuela es impostergable un cambio estructural en el Estado, que busque el adecentamiento de las instituciones secuestradas por usurpadores como el TSJ, el CNE, el MP, la CGR, y se despoliticen, y vuelvan sus legítimas autoridades, y se pongan al servicio de los venezolanos y de la justicia, sentenció.

Vìa La Patilla

Loading...